Aguadulce: 30 años como ejemplo de integración

14/06/2018

El colegio de Arenales celebra sus tres décadas de vida. Cuenta en sus aulas con alumnos de 29 nacionalidades y fomenta el conocimiento de la historia de la ciudad a través de la figura de la histórica chimenea de 1913 que custodia

ETIQUETAS:

Hay un rasgo claro en la identificación del colegio Aguadulce dentro de la comunidad educativa de la capital: su capacidad de integración en niños en edad escolar. El centro del barrio de Arenales cumple este curso tres décadas de vida, y lo hace con alumnos de 29 países distintos poblando sus aulas.

Águeda Marcos, directora del colegio, ha sido testigo y tutora de la evolución del centro durante las dos últimas décadas. «Cuando llegue al centro en 1999 había como mucho un niño extranjero por clase. Y con el tiempo hemos llegado a tener en un curso 139 extranjeros en el centro. Entonces presentamos un proyecto de educación intercultural que tuvimos durante cuatro años, y ahí se formó al profesorado y a los niños. En la actualidad en las clases puede darse que la mitad del grupo sean extranjeros», dijo.

Desde la jefatura de estudios, Victoria Santana apostilla. «El año pasado hicimos un estudio y la clase que menos niños extranjeros sumaba tenía nueve».

Fomenta el conocimiento de la historia de la ciudad a través de la figura de la histórica chimenea de 1913 que custodia

Eso es algo que refrenda Antonio Toledo, secretario del centro, e impulsor de los proyectos didácticos relacionados con la chimenea de 1913 que se encuentra dentro del centro. «En nuestro ideario trabajamos mucho la integración de toda la comunidad internacional. Porque nuestros niños tienen un gran aprendizaje en el acogimiento de todos los pequeños que llegan desde otros países; en muchos casos con solo tres añitos, y que llegan muy desubicados. Y de una forma natural nos hemos visto como receptores de ellos a lo largo del tiempo y nos hemos ido preparando. Y los que vienen de fuera se adaptan muy pronto porque los niños canarios están acostumbrados a estar con ellos», expone.

También han sabido vencer prejuicios. Ya que en algunos casos se encontraron con la oposición de algunos padres a que sus hijos compartieran aulas con niños provenientes de otros puntos del mundo.

Entre la metodología de trabajo del centro se encuentra la histórica chimenea de 1913, recuperada por el centro en el año 2006. «A través de ellos los niños conocen la historia de la ciudad desde su entorno más cercano. Y con trabajos de investigación. Ellos se documentan y se han dado cuenta, por ejemplo, que está mal catalogada como chimenea Swanston, cuando no tiene nada que ver con esa familia».

  • 1

    ¿Le parece que el muelle de Sanapú, junto al acuario de Las Palmas de Gran Canaria, es el mejor sitio para instalar un astillero de yates de lujo?

    Sí.
    No.
    Ns / Nc.
    Votar Ver Resultados