Entrevista con Jesús Díaz

«La Virgen va a bajar y le vamos a dar las gracias»

15/08/2019

Desde el minuto uno, con una cuba, el alcalde de Artenara intentó atajar la propagación del fuego en su municipio. No fue posible. Pero como dice Jesús Díaz, lo importante es que no hay que lamentar grandes pérdidas materiales y ninguna desgracia humana. Ahora sí, reclama más medios porque, afirma, los incendios se apagan en invierno, limpiando la cumbre.

—¿Cómo están los ánimos en Artenara tras el incendio?

—En los barrios más afectados, Las Peñas y Las Arbejas, hay muchas pérdidas de tuberías y de tendido eléctrico, pero los vecinos están contentos porque no les pasó nada a ellos, cuando tuvieron el fuego encima mismo. Hay que dar gracias a Dios ya que no se quemaron las casas, ni nadie resultó herido, porque el fuego tocó en las puertas y retrocedió, por lo que no fue el desastre como podía haber sido. Y tengo que dar las gracias porque se desalojó el sábado y el domingo y nadie miro para atrás y corrió. El sábado hubo que desalojar unas 500 personas; 400 se quedaron entre la iglesia de Acusa, el albergue y los coches; y unos ciento y poco salieron a La Aldea y de ahí a Las Palmas porque tenían niños pequeños y lo prefirieron así. Y el domingo fueron unas 300 personas de la zona de Lugarejo y Coruña, y tiraron por las presas a Gáldar.

— Y se han suspendido, por ahora, las fiestas de La Cuevita.

—En principio la gente se lo tomó un poco mal, porque el fuego está apagado, pero puede quedar alguna brasilla y venir viento, hay una alerta de calor y esto está recalentado. Aquí en Artenara hay una base con cubas, pero entre la gente y los noveleros, se puede formar una... Fue el presidente del Gobierno de Canarias, y los técnicos, el que aconsejó que las fiestas se suspendiesen. Estamos en alerta 2 y basta lo mínimo para que se forme un fuego. Esperaremos a que se baje la alerta.

—¿Pero habrá fiesta este año?

—Pondremos nueva fecha, la semana que viene por ejemplo, cuando se vaya la ola de calor, pues la Virgen bajará. Y continuara la fiesta de La Cuevita. Pero más que nada por evitar y que salten una chispas y por la seguridad de la gente que viene a acompañar a la Virgen más los que vendrán a ver cómo está la zona.

—¿Cómo está el paisaje?

—Quitando el centro del fuego, todo alrededor está negro, menos Tamadaba gracias a Dios que está verde. Desde Pinos de Gáldar a Artenara, negro alrededor. Y por esa visión la gente está un poco triste, pero no hay grandes pérdidas, ni desgracias humanas. Se han perdido cultivos de papas, frutales, bidones de agua, red de riego... pero nada grave.

—Hay tarea entonces.

—La red pública de abasto la estamos solventado ya, pero igual no tenemos los medios suficientes. Tejeda me ha ofertado fontaneros, al igual que muchos otros ayuntamientos, instituciones y el mismo pueblo grancanario. A todos hay darle las gracias.

—Todo por una imprudencia. ¿Qué tiene que decir al respecto?

—Estoy seguro que este señor (en referencia a la persona que originó el fuego de forma accidental) lo está pasando muy mal. Es un amante de la naturaleza que estaba arreglando una finca que había heredado y tuvo mala suerte. Todos en el campo utilizamos desbrozadoras, pro ejemplo, y hay que saber el riesgo que ello supone. En este caso, saltó una chispa y cuando se dio cuenta pasó lo que tristemente ha pasado. No me gustaría estar en su lugar, es un amante de la naturaleza que cometió una negligencia.

—¿Cómo califica el dispositivo de extinción?

—Yo hay cosas que me tendré que guardar. La carretera no había fuego el martes y no dejaban pasar a los vecinos que se habían ido desde el sábado por la noche; me refiero a la GC-210 de Valleseco hacia arriba. Se podía pasar, con un convoy. Hubo una pequeña desorganización. En cuanto al inicio del fuego, yo fui el primero que llegó al lugar con una cuba.

—¿Hacen falta más medios en la Cumbre?

—Hacen falta más medios humanos. Pero el fuego se apaga en invierno. Hay que contratar a través de empresas privadas o del Estado y empezar a desbrozar y que no haya tanto pino uno al lado del otro, hacer limpieza, entresacas. Antiguamente los agricultores cogían para sus animales, pero ya tristemente no hay gente que se dedique a ello, tiene que hacerlo el Estado y el Cabildo. Es gente mayor la que hay aquí y hay que ayudar a los pastores para que pasen por aquí y que los animales coman pasto. Se pueden hacer muchas cosas, facilitar y limpiar y si no hay medios, buscarlos, para que entre todos esto no vuelva a suceder. Lo que ardió fue monte bajo y algo de árboles frutales y castañeros; y de la cumbre para arriba, castañeros y pinar.

—Medioambientalmente, ¿la recuperación parece temprana?

—La imagen es la misma de siempre, ha pasado una cosa que puede pasar, se pusieron los medios para atajarlo y se quemó lo que se quemó. Pero el paisaje volverá a resurgir, la tierra es muy agradecida y tendrá en breve el mismo color. Fue una desgracia no intencionada.

—Aún quedan unas cuantas reuniones para valorar los daños.

—Ahora tendremos que sentarnos para valorar y ver los pros y los contra y si hay que dar un golpe en la mesa, se da. Estaba todo controlado, pero habrá que ver si fue el viento o que fue lo que avivó el fuego. Ha habido mucho viento, es verdad, yo fui personalmente con la cuba y cuando nos dimos cuenta había fuego debajo de la cuba, cuando pasó de la parte alta de la montaña de Artenara a la zona de Chapín y Guardaya. El fuego es traicionero y te puede encerrar, por eso los operarios se la están jugando muchas veces, porque te encierra. Pero la Virgen va a bajar y le vamos a dar las gracias, el fuego estaba pegado a las casas. Y ninguna se quemó. Hubiera desaparecido este pueblo. Y Tejeda lo mismo.

—¿Y qué tal la corporación municipal? ¿Ha estado unida?

—Muy bien, el grupo de gobierno a tope. La oposición no estaba esa noche en Artenara. Aquí no vinieron. Somos nueve concejales, han dimitido unos cuantos; en Acusa había una concejal de NC; también un futuro concejal del PSOE estaba por aquí. Somos un pueblo pequeñito. Yo vi a mis vecinos de Artenara luchando, a otros no los vi porque no estaban. Esto es así y no hay que dar más vueltas.

  • 1

    ¿Cómo valora la gestión del incendio del Gobierno de Canarias?

    Buena
    Regular
    Mala
    Ns / Nc
    Votar Ver Resultados