La primera quincena de alarma reduce un 20% los residuos

03/04/2020

El Ecoparque de Juan Grande recibió un 27% menos de residuos del 15 al 31 de marzo que en esas fechas de 2019. La caída en Salto del Negro es del 15%.

Los Ecoparques Norte y Sur del Cabildo han recibido casi un 20% menos de residuos en la primera quincena del estado de alarma debido a la crisis del coronavirus con respecto al mismo periodo del año anterior dado el actual confinamiento ciudadano y el cese de actividades que se ha producido en el sector turístico, hostelería, restauración y la mayoría de comercios.

En concreto, entre los días 15 y 31 de marzo del año pasado, las dos instalaciones insulares recibieron 27.600 toneladas de residuos sólidos, un volumen que en el mismo periodo de este año descendió a 22.300, lo que supone 5.300 toneladas menos, según los datos facilitados por la consejera de Medio Ambiente del Cabildo, Inés Jiménez.

La consejera recordó que el tratamiento de residuos es uno de los servicios públicos esenciales recogidos en el real decreto del estado de alarma y que, por tanto, continúa prestando el Cabildo mientras dure esta situación excepcional.

Con respecto a la procedencia, los residuos sólidos que gestionan los ayuntamientos de la isla, es decir todos los de origen domésticos, así como los de restauración y comercios del sector turístico, entre otros, bajaron un 21% entre la segunda quincena de marzo de 2019 y la de 2020, mientras que los residuos procedentes de las industrias, entre otras actividades, bajaron menos, un 14%.

Dada la actual realidad turística, frenada a la mínima expresión durante la pandemia sanitaria, la disminución en la recogida y tratamiento de residuos ha sido más significativa en el Ecoparque Sur, localizado en Juan Grande, en San Bartolomé de Tirajana, con una caída de casi un 27%, mientras que el Ecoparque Norte, situado en Salto del Negro, en Las Palmas de Gran Canaria, ha registrado un descenso del 15%. El primero trata los residuos de San Bartolomé de Tirajana y Mogán, entre otros municipios.

Con respecto al tipo de residuos que ha entrado en los dos complejos de tratamiento de la isla, gestionados por la misma concesionaria, los sanitarios no específicos, que incluyen material de curas, yesos, ropas y artículos de un solo uso que no presenten riesgo infeccioso, han bajado un 40%, previsiblemente por la aplicación de la orden del Ministerio de Sanidad que estipula que la mayoría de los residuos sanitarios de centros con casos de Covid-19 deben ser tratados como residuos infecciosos y entregados, por tanto, a un gestor autorizado especializado.

Puntos limpios

Por otro lado, entre los datos facilitados por el Servicio de Residuos de la Consejería de Medio Ambiente destaca también la disminución en un 88% de los escombros de pequeñas obras domiciliarias entregados en los ocho puntos limpios de la isla debido a que estas instalaciones sí han sido cerradas durante el estado de alarma que está vigente.