Los usuarios se quejan de que el espacio aún presenta desperfectos

La plaza de La Puntilla, una actuación por rematar

09/08/2017

La actuación realizada por el Ayuntamiento en la plaza de La Puntilla y que se dio por concluida en julio no contenta a sus usuarios. Baldosas sueltas, herrumbre, presencia de piedras y gravilla y falta de cristales en la barandilla que bordea el espacio son algunos de los daños que denuncian. «Lo han hecho fatal», critican quienes creen que «esto no está terminado».

Las Palmas de Gran Canaria

Esto lo han hecho fatal», apunta Manuel Nuez mientras pasea en compañía de su mascota, Ricky, por la plaza de La Puntilla. Asegura que los trabajos de mejora que ha realizado el Ayuntamiento capitalino a través del área de Urbanismo y que finalizaron en julio no han solucionado los problemas que venía arrastrando este lugar.

«Las baldosas siguen mal», dice al referirse a un problema que se evidencia nada más poner un pie en este espacio junto al mar. «Le pegas con el zapato y sales de boca», expone tratando de explicar el peligro que supone esta circunstancia para la gente que transita la zona. «Esto es lo peor que han hecho porque las baldosas no están bien fijadas, sino que se apoyan en unos tacos de goma», indica.

«Es una pena que se hayan gastado tanto dinero en esto», añade quien está convencido que la solución no era otra que la de «poner hormigón».

También lamenta que no se hayan repuesto los cristales de la barandilla que bordea parte del perímetro de la plaza. «La gente se los lleva porque son fáciles de quitar ya que solo están sujetos por unas pestañas», señala.

Juan Morales es «nacido y criado en La Isleta» y acude con frecuencia a la plaza de La Puntilla. Aunque hace días que no ve a ningún operario por la zona, cree que el trabajo «no está terminado» pues «se levanta todo el picón» y «las baldosas no están fijas». Además, aprovecha para reivindicar que este espacio «necesita sombra».

De igual modo, en la plaza se aprecia la herrumbre que copa los elementos decorativos, las piedras sueltas de los caminos que la cruzan y falta de limpieza.

El edil de Unidos por Gran Canaria, David Suárez, asegura que «el tripartito sigue sumando chapuzas. Se gastan 250.000 euros en dos obras en la plaza de La Puntilla para dejarla en este estado tan lamentable». Así, expone que la zona presenta «plaquetas que siguen sueltas, socavones que carecen de relleno con grava, cristales rotos y ausencia de estos en las barandillas, y por supuesto, sin la escultura de nuestro preciado César Manrique».

Suárez recuerda que los proyectos a acometer en esta zona, con cargo al Plan de Cooperación con el Cabildo de 2017, consistían en «reparación de daños de la plaza de La Puntilla por valor de 100.000 euros y un acceso para mantenimiento, por 146.000 euros». Pero apunta que «el resultado es un adoquinado a modo de parche en algunos puntos de la plaza, y muchos defectos que siguen poniendo en peligro a los vecinos».