La isla lidera el reciclaje en Canarias, pero no llega a la ratio que pide la UE

23/01/2020

Gran Canaria reutiliza un 32% de sus residuos frente al 12% regional. Sin embargo, no alcanza el 50% que recomienda la UE para 2020. Cabildo y ayuntamientos se reunieron en la capital.

ETIQUETAS:

Gran Canaria lidera el reciclaje en Canarias. Reutiliza un 32% de sus residuos, según datos aportados ayer por la consejera insular de Medio Ambiente, Inés Jiménez. Su ratio está bastante por encima de la media regional, que apenas llega al 12%. Sin embargo, también es cierto que la isla no cumple con el 50% de reciclaje que recomendaba la Unión Europea para 2020. Le faltan aún 18 puntos. Los datos más recientes son de 2018, cuando se recogieron 466.458 toneladas de residuos, de las que se reciclaron un 32%. Calculan que durante 2019 las cifras han sido similares.

«No llegamos ni en Canarias ni en Gran Canaria al objetivo que nos marca la UE, pero sí podemos decir que somos la isla que más recicla de toda la comunidad, es una cifra que nos permite estar en positivo», apuntó Jiménez, quien aclaró que este resultado no solo es fruto del trabajo del Cabildo, «con sus dos grandes ecoparques, sus ocho puntos limpios o sus plantas de transferencia, sino que también es de los ayuntamientos y de la ciudadanía, que ha de colaborar a la hora de separar residuos».

Jiménez calificó el porcentaje del 50% como cifra «idílica, pero enfatizó que no es «imposible». «Estamos en el camino, es un trabajo muy continuado y laborioso que requiere de la participación de todos, de un verdadero compromiso social», subrayó la consejera, que hizo estas declaraciones en un descanso de la primera reunión de coordinación de este mandato que ayer celebraron el Cabildo y ayuntamientos en materia de residuos.

«Es un encuentro para una puesta en común y para compartir experiencias», explicó, entre las que, por ejemplo, mencionó a los municipios del Sureste, a los que puso de «referentes». A preguntas de los periodistas, indicó que hay municipios que separan muy bien el vidrio, como Moya, y otros, como Arucas, que hacen una buena separación en conjunto, de los distintos residuos, pero destacó a los del Sureste, Agüimes, Ingenio y Santa Lucía, «pues son los municipios que más trabajan el tratamiento y la separación antes de que los residuos lleguen a los ecoparques».

Más concienciación

Para lograr ese reto del 50%, Inés Jiménez recalcó que «hace falta más conciencia ciudadana y que los ayuntamientos apliquen su normativa». Es decir, que no solo es importante que el vecino separe bien los residuos que genera, sino que también los consistorios arbitren medidas para luchar contra los vertederos incontrolados. «Hay poca gente a la que es más fácil depositar sus escombros de una limpieza en su casa en una boca de barranco que ponerla donde debería». Al respecto destacó que el Ayuntamiento de Telde dispone de una unidad específica de la Policía Local que está controlando que estos vertederos no se sigan produciendo.