La Fecam pide proteger a los mayores en el uso de las playas

22/05/2020

La Comisión de Seguridad de la Federación Canaria de Municipios propone un listado de medidas y recomendaciones al Gobierno regional a la hora de regular el baño en las costas de las islas. Apela al sentido común de los ciudadanos

La Comisión de Administración Pública y Seguridad de la Federación Canaria de Municipios (Fecam) aprobó ayer proponer al Gobierno regional que entre las recomendaciones o medidas que fije para el uso de las playas en medio de la pandemia de la covid-19 se arbitren fórmulas que contribuyan a reforzar la protección de personas con discapacidad o que sean mayores de 70 años, la población considerada más vulnerable frente al virus. Si finalmente el Gobierno de España autoriza que el resto de Canarias pase el lunes a la fase 2 (ya lo están El Hierro, La Gomera y La Graciosa), entre las opciones permitidas estaría el baño playero.

El alcalde de La Aldea de San Nicolás, Tomás Pérez, que ejerce la presidencia de este órgano, explica que la comisión no define cómo garantizar esa protección especial en las calas para este perfil de usuarios, porque esa concreción dependerá de lo que decida cada municipio y de las características y densidad de uso de las distintas playas, pero sí apuntó que la comisión ve razonable que si hasta ahora se ha fijado para sus paseos en la calle una franja horaria específica, «parecería razonable y coherente arbitrar alguna fórmula allí donde se entienda necesario».

Ni Pérez ni la comisión concreta el modo, pero deja caer la posibilidad que ya existe en algunas playas de acotarles una zona o bien fijarles una franja horaria con prioridad de uso.

Esta recomendación forma parte del listado de propuestas que ayer consensuó la comisión de Seguridad de la Fecam, que a su vez tomó como base el que se había acordado por la mañana en una reunión de perfil técnico.

Entre esas medidas figura también el control del aforo (el método queda nuevamente sujeto al criterio de cada municipio), la homogeneización de la cartelería con la que se le informe a los usuarios de las posibles normas y recomendaciones o la coordinación efectiva de los distintos cuerpos y fuerzas de seguridad a las que se les encomendará que vigilen su cumplimiento.

Entre estas no solo habrá que tener en cuenta a los colectivos tradicionales como Policía Local, Policía Canaria, Guardia Civil, Policía Nacional y Protección Civil, sino también a los efectivos de socorrismo y salvamento destacados en las calas.

Igualmente se propondrá al Gobierno que disponga que si los ayuntamientos no están en condiciones de garantizar de forma efectiva la limpieza y desinfección periódica de las duchas y lavapiés presentes a la salida de muchas playas de las islas, se les inste a clausurarlos de forma permanente, al menos mientras dure la pandemia y no se halle una vacuna o medicamento que frene el impacto de la covid-19.

Campañas de sensibilización para instar a la responsabilidad individual

Las medidas planteadas por la Comisión de Seguridad de la Fecam son diversas, pero el sustrato del acuerdo, enfatiza Pérez, es que todo lo que decidan el Gobierno regional y los distintos ayuntamientos respecto al uso de las playas habrá de pasar por una apelación constante a la responsabilidad individual. Con ese fin, este órgano insta a desarrollar campañas masivas de sensibilización.

«Si las medidas de seguridad, higiene y distanciamiento social que ya aplicamos en nuestras casas las replicamos a la hora de ir a la playa, lo haremos todo más fácil; se trata solo de usar el sentido común».

En ese contexto, alude a que los ciudadanos, por ejemplo, habrán de estar separados por un espacio mínimo de dos metros respecto a sus vecinos de toalla. O que, en aras a garantizar un mejor uso de la arena, deberán acudir a la cala con el menor número posible de objetos, por lo que lo lógico sería que se evitasen mesas, sombrillas aparatosas, etc. «En estas circunstancias y, mientras no tengamos garantizada la protección frente al virus, la gente debería limitarse a ir a darse un baño». A su juicio, no hay motivos para estorbarse. «Si antes compartíamos nuestras playas con los millones de turistas que nos visitaban, ahora debemos caber mejor».

Entrega hoy al Gobierno regional

La Comisión de Seguridad hizo llegar su propuesta anoche mismo a los miembros del Comité Ejecutivo de la Fecam. La idea es que la puedan valorar y hacerle aportaciones cuanto antes porque está previsto trasladar el documento este viernes al Gobierno, que será el que luego dictará la orden que regulará el uso de las playas.