La cueva sepulcral de Guayadeque data de hace mil años, como mínimo

21/02/2020

Las pruebas de carbono 14 de los primeros tejidos analizados del cementerio aborigen dicen que se utiliza desde el siglo IX o X.

El uso de una de las mayores cuevas funerarias de los aborígenes de la isla, localizada en Guayadeque y a la que el Cabildo acudió el verano pasado tras una denuncia ciudadana sobre su expolio, según las pruebas de carbono 14 tiene mil años de antigüedad, en torno al siglo IX y X d.C, aunque puede ser mayor porque se trata de la datación de los primeros tejidos analizados, un hueso y un tejido de junco, los análisis proseguirán y en la zona se han encontrado restos del siglo IV y V.

Es uno de los cementerios colectivos con mayor volumen de cadáveres, 72 individuos al menos, si bien también hay jóvenes y al menos 10 recién nacidos, y será la primera vez que se pueda estudiar un lugar así con la tecnología actual, explicó el arqueólogo insular Xabier Velasco, director del estudio efectuado por Verónica Alberto, arqueóloga de la empresa Tibicena a la que el Cabildo encargó la exploración.

El estudio antropológico que hará ahora el Cabildo de los restos recuperados -para conocer su edad, sexo y dieta, además de efectuar un análisis de ADN- arrojará datos pormenorizados, dijo Velasco, quien apuntó que la corporación intervendrá en la cueva este año para garantizar la conservación de los restos.

La intervención arqueológica en un espacio sepulcral de estas características lo convierte en un lugar «fabuloso y excepcional», que ofrecerá información de gran valor sobre la vida y muerte de la primera población de la isla, celebró Alberto.

La sensación que tuvieron al entrar fue la de estar viviendo una experiencia que en Gran Canaria no se experimenta desde las exploraciones de finales del siglo XIX y principios del XX, en las cuales se describían los descubrimientos de importantes yacimientos funerarios.

En los primeros trabajos de campo, los expertos identificado procesos degenerativos (artrosis) que afectaron a las principales articulaciones de las extremidades y a diferentes tramos de la columna vertebral, fracturas ya recuperadas y el cráneo de un hombre con huellas de violencia letal compatible con un golpe al que no sobrevivió.

Charla

Verónica Alberto dará hoy (19.00 horas) una conferencia en la Casa de Colón, con entrada gratuita, para explicar esta intervención.