La atmósfera no ha estado tan limpia desde que se vigila

26/03/2020

La red de control de la calidad del aire evidencia una reducción de los contaminantes. En la fase 3 de Jinámar 4 de los 5 indicadores eran ayer muy buenos. El nivel de NO2 en Mercado Central no fue tan bajo a las 00.00 en todo el año anterior.

La mejora de la calidad del aire es uno de los efectos colaterales positivos de la cuarentena. Los datos de la red de estaciones de control y vigilancia que la miden en Canarias ponen números a esta evidencia visual y señalan que el aire del archipiélago no estaba tan limpio desde que se mide regularmente el nivel de algunos contaminantes atmosféricos. La reducción del tráfico terrestre contribuye a que la atmósfera sea más respirable.

La estación de Jinámar 3, una de las cuatro situadas en la capital de Gran Canaria, sirve de ejemplo. Es la más cercana al tramo con más intensidad media diaria de vehículos, la GC-1 entre la potabilizadora y los centros comerciales de Telde, así como a la central térmica de Jinámar. El índice de calidad del aire de los contaminantes estudiados a las 14.00 horas de este miércoles era muy bueno en la amplia mayores de indicadores. Solo era regular para las partículas con un diámetro inferior a 10 micrómetros (un micrómetro es la milésima parte de 1 milímetro), que son las más grandes estudiadas.

La concentración de dióxido de azufre (SO2) era de 4 microgramos por metro cúbico, cuando el índice es muy bueno hasta superar la cifra de 100. A las 00.00 horas era la misma, sin que a esa hora haya pasado de 7 a lo largo del último año. Es el indicador en el que menos se nota la drástica reducción de las emisiones contaminantes.

La concentración de dióxido de nitrógeno (NO2) era de 2 microgramos por metro cúbico, siendo 41 la cifra a partir de la cual pasaría de muy bueno a bueno. A las 00.00 horas también era la misma, cuando ha llegado a 19 en varias jornadas desde marzo de 2019.

La de ozono (O3) era de 50 y hasta 80 seguiría siendo un indicador muy bueno. A las 00.00 horas era 75 y a la misma hora llegó a 106 como máximo en las mediciones de los 365 días anteriores.

Las partículas sólidas o líquidas de polvo, cenizas, hollín, metálicas, cemento o polen con un diámetro inferior a 2,5 micrómetros, las más pequeñas medidas, se reducían a 9 microgramos por metro cúbico, siendo muy bueno hasta 10. A las 24.00 horas del día anterior llegaron a 13, muy lejos de las 236 registradas, anormalmente, el 23 de febrero pasado.

Y las partículas de diámetro inferior a 10 micrómetros eran 40, un índice regular. No mejoraría a bueno hasta bajar de 36 y a muy bueno hasta ser inferiores a 20. Al empezar el día eran 53, ni una décima parte de las 674 alcanzadas también de manera extraordinaria el 23 de febrero. El día antes y el día después, 22 y 24 de febrero del mes pasado, el nivel se elevó a 357 microgramos por metro cúbico.

Mercado Central

En la estación del Mercado Central de la misma ciudad, a las 14.00 horas de ayer tres de los cinco contaminantes señalados eran muy buenos y solo los porcentajes de partículas no lo eran. Los 13 microgramos por metro cúbicos de partículas de menos de 25,5 micrómetros constituyen un índice bueno y los 44 de partículas de hasta 10 suponen una calificación regular. El valor de NO2 a las 00.00 horas no ha sido inferior en los 365 días anteriores.