Gran Canaria exige «equilibrio y respeto» al Gobierno autonómico

16/03/2019

Antonio Morales resalta el papel de los cabildos como contrapeso de la Administración regional durante el discurso institucional por el 106 cumpleaños del Cabildo. Según dijo, «subsisten inercias, desequilibrios, acaparamientos que no podemos aceptar»

ETIQUETAS:

El Cabildo de Gran Canaria celebró anoche su 106 cumpleaños entregando a 22 personas y entidades los Honores y Distinciones que ponen rostro y nombre a los referentes de la isla. El acto institucional de 2019, último del presente mandato, sirvió para que la sociedad les aplaudiera y reconociera en público los ejemplos de los que está orgullosa.

«Premiamos una grandeza personal o colectiva y, a la vez, proclamamos que nuestra comunidad genera frutos que la ennoblecen y que debemos persistir en ese camino frente a la violencia, el egoísmo, la cerrazón o el catastrofismo», señaló el presidente del Cabildo, Antonio Morales, durante el discurso que leyó en el Auditorio Alfredo Kraus de la capital.

El lema ‘Todo por y para Gran Canaria’ del exalcalde López Botas, rememorado por el presidente del Cabildo

Refiriéndose a las personas y entidades distinguidas como «expresión de una isla que no se rinde, incluso en los momentos más difíciles», una isla con carácter «atlantista y global», Morales mantuvo que las 22 distinciones representan al conjunto de la sociedad «con una excelencia que merece admiración y orgullo».

El presidente del Cabildo repasó algunos episodios de unidad en la historia insular y sostuvo que la isla «ha crecido en una lucha permanente frente a enemigos externos y epidemias o desastres, y en tiempos más recientes para conseguir infraestructuras educativas, sanitarias, sociales y el autogobierno que necesita y reclama su población».

Compartiendo con Manuel Padorno que «nuestra identidad sigue en construcción», también sostuvo que ha sido en el último siglo, coincidiendo con la creación de los cabildos, «cuando más se ha hecho hincapié en la articulación del discurso sobre el carácter isleño y lo insular».

A su juicio, durante estos últimos 106 años el Cabildo «ha sido un instrumento de progreso y modernización indudable de nuestra isla» y aunque con la creación de la administración autonómica pareció que el papel de la isla se desvanecía, comentó, «paradójicamente ha sido todo lo contrario, el Cabildo vuelve a ser el contrapeso que exige equilibrio, respeto, consideración a los derechos de Gran Canaria», indicó en su intervención como presidente.

Así, recordó que los grancanarios se han echado a la calle en varios momentos para reclamar cambios que permitieran el desarrollo de la isla, la última vez una universidad propia, y concluyó que «hemos avanzado en algunos aspectos, pero subsisten inercias, desconsideraciones, desequilibrios, acaparamientos que no podemos aceptar y que no vamos a silenciar. Porque queremos un trato justo y equilibrado para todas y cada una de las islas», subrayó.

También citó el lema de Antonio López Botas, alcalde de la capital del que se acaban de cumplir 200 años de su nacimiento, quien desde su Partido Canario defendía: «Todo por y para la Gran Canaria».

«Somos un pueblo con identidad porque ustedes le ponen rostro, relato, emoción y ejemplo», les dijo a los galardonados.