Gran Canaria acogerá un estudio para mejorar la tecnología en la desalación

20/02/2020

Gran Canaria ha sido elegida como lugar idóneo para desarrollar un proyecto piloto de investigación para mejorar la tecnología que se emplea en la desalación de aguas, que estará financiado con fondos europeos y del Centro para el Desarrollo Tecnológico Industrial (CDTI) estatal.

El presidente del Cabildo, Antonio Morales, y el responsable del CDTI del Ministerio de Ciencia e Innovación, Sergio Capitán, han presentado este jueves el proyecto que se llevará a cabo en una planta desaladora de la isla en un plazo de dos años.

Para llevar adelante este proyecto, por el que se han interesado cerca de medio centenar de empresas, el CDTI ha convocado una consulta preliminar del mercado (CPM) con el fin de conocer el grado de desarrollo de la tecnología en el ámbito de la desalinización de agua de mar, ha explicado Capitán.

Así, una vez que CDTI conozca las distintas propuestas y cómo está el mercado en el campo de la desalación a través de la citada consulta, que concluirá el 9 de marzo, procederá a la licitación del proyecto que se desarrollará en Gran Canaria.

Un grupo de empresas interesadas en este plan y el propio Capitán visitarán este jueves las distintas plantas desaladoras de la isla para elegir el lugar donde se llevará a cabo la iniciativa, cuyo presupuesto aún está por determinar, si bien estará financiado en un 85% por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional y en un 15% por el CDTI, ha señalado Capitán.

El responsable del CDTI ha explicado que el objetivo de este estudio es mejorar la calidad del agua desalada, abaratar los costes de producción, reducir el consumo de energía e incrementar el volumen de rendimiento de estas plantas.

Morales ha destacado la importancia de este proyecto para la isla porque es necesario seguir avanzando en el desarrollo de sistemas más eficientes para la desalación de aguas, un campo en el que Canarias lleva trabajando desde los años setenta obligada por su escasez.

Según Morales, este estudio puede situar de nuevo a las islas en la vanguardia de la desalación.

El proyecto deberá estar concluido y probado antes de 2022, ha remarcado Capitán, quien ha informado que con anterioridad a su presentación en Gran Canaria ha sido dado a conocer en Madrid.

En Gran Canaria el 50% del agua para el consumo humano se obtiene de las plantas desaladoras, pero con el cambio climático habrá más sequía y por ello ha insistido Morales en la importancia de avanzar en estas tecnologías para poder garantizar el abastecimiento doméstico y el destinado al riego.

Sobre el uso agrícola, el presidente del Cabildo ha incidido también en que es preciso avanzar en la depuración de las aguas residuales hasta lograr el cien por cien, pues en la actualidad solo se llega al 50%.