Extrema precaución ante el riesgo de incendio en Gran Canaria

17/06/2019

El Cabildo de Gran Canaria ha hecho una "llamada a la ciudadanía a extremar las precauciones ante el alto riesgo de incendio" que presenta la isla ante el inicio este lunes de la temporada de mayor peligro del año.

Esa llamada es necesaria, tanto por la época como también porque "los cuatro incendios y quince conatos que se han registrado en lo que va de año, el último este mismo lunes en Presa Trujillo (Moya) se produjeron por negligencia o intencionalidad", según ha destacado el consejero de Medio Ambiente de la corporación en funciones, Miguel Ángel Rodríguez.

El consejero ha hecho estas declaraciones con motivo de una reunión llevada a cabo para ultimar detalles de coordinación del dispositivo contraincendios forestales y dar por iniciada la temporada de alto riesgo en esa materia, informa en un comunicado el Cabildo.

El verano de este año, advierte Rodríguez, se adivina complicado por las condiciones del campo y las previsiones de viento y calor", razón por la que insiste en que "la prudencia sigue siendo el factor principal para evitar fuegos, ya que todos los que registra Gran Canaria tienen detrás un factor humano".

Y recuerda que, además, la población puede colaborar en evitar daños avisando al 112 ante cualquier fuego o humo sospechoso que detecte, así como alertando de cualquier imprudencia.

El dispositivo contraincendios del Cabildo opera durante todo el año, pero el inicio de la campaña de mayor riesgo es reforzado con la incorporación de personal de brigadas forestales y 30 vigilantes adscritos a las seis torretas distribuidas estratégicamente por toda la isla, así como tres pilotos, dos mecánicos, dos analistas y dos técnicos de Protección Civil, detalla el escrito.

Se trata de 92 personas contratadas específicamente para la campaña que se suman al personal que opera todo el año, lo que supone un total de 238 efectivos, añade.

El dispositivo cuenta además con dos helicópteros con base en Artenara, uno ya operativo y otro que comienza a operar con el inicio de la campaña, que se suman a sus diversos medios terrestres.

La corporación recalca que el 1 de julio comienza la época de alto riesgo de incendios, en la que no están permitido ni las quemas agrícolas, ni los espectáculos pirotécnicos en terreno forestal ni la maquinaria sin las máximas precauciones.

Sí se podrá hacer fuego en las barbacoas de mampostería de las áreas recreativas y en las cocinas de gas con bombonas de hasta 13 kilos, pero no en las barbacoas portátiles, especifica.

Y agrega que el 30 de septiembre finaliza la temporada de alto riesgo y comienza el periodo de riesgo medio, que se extenderá hasta el 30 de octubre, aunque la fecha de finalización de la campaña dependerá del clima y de la situación de riesgo de incendios de la isla al finalizar el verano, así como de las primeras lluvias importantes.