El reparto de altos cargos rompe la unidad de voto en el Cabildo

19/11/2019

El PSOE vota en contra de la propuesta, pero se aprueba gracias a los síes de NC y Podemos en el Consejo de Gobierno. El ejecutivo insular pasa de 19 puestos directivos a poder contar con 25

Nuevo choque de trenes entre NC y PSOE en el gobierno insular en el Cabildo. Pero esta vez las desavenencias han pasado de las declaraciones más o menos altisonantes en los medios de comunicación a la mesa de debate del Consejo de Gobierno. La falta de acuerdo respecto a la propuesta para crear nuevo personal directivo (coordinadores generales y directores insulares) dio lugar este lunes a la primera ruptura en la unidad de voto entre los dos socios mayoritarios de la alianza que gobierna en la institución insular. Fue en la sesión de del consejo, integrado solo por miembros del gobierno insular, sin la oposición, y el expediente, que eleva los 19 altos cargos del mandato anterior a 25, salió aprobado, pero no por unanimidad. A favor votaron los cuatro miembros de NC, entre ellos el presidente, Antonio Morales, que es el que formula la propuesta, y la representante de Podemos, Concepción Monzón. Los tres consejeros socialistas presentes se opusieron. El PSOE cuenta con cuatro miembros en este órgano, pero Isabel Mena no acudió a la sesión por causa justificada. El expediente no tiene que ir a pleno. Si le faltara ese paso, no solo no saldría adelante, sino que podría dar al traste con este pacto.

Así las cosas, la duda que se cierne ahora sobre la gobernabilidad de la primera corporación insular es si este choque de este lunes se queda en una discrepancia encajable y asumible por ambas partes o si, por el contrario, se va a convertir en el inicio de una nueva escalada de tensión que mellará aún más las ya de por sí deterioradas relaciones entre nacionalistas y socialistas. Para empezar, casi no firman esta alianza. La falta de sintonía entre Morales y el cabeza de lista del PSOE, Luis Ibarra, era pública y manifiesta. Pero es que la salida del Cabildo de este último para regresar a la presidencia de la Autoridad Portuaria de Las Palmas tampoco ha contribuido a la distensión.

Por lo pronto, el consejero socialista que se quedó al mando tras la marcha de Ibarra, Miguel Ángel Pérez, se negó ayer a informar de la posición de su partido en la votación del expediente. Se acogió a lo que dispone el reglamento orgánico del Cabildo, en cuyo artículo 30 subraya que las deliberaciones del consejo no son públicas y que sus miembros están obligados a guardar secreto. En cambio, sí habló días atrás en declaraciones públicas para anunciar que su grupo votaría en contra, como así hizo, porque esta propuesta chocaba con la que NC y PSOE habían pactado en julio, en virtud de la que cual se mantendría el mismo número de altos cargos que en el mandato anterior, 19, de los que NC tendría 9, el PSOE, 9, y Podemos 1. Sin embargo, el expediente aprobado fija un nuevo reparto: 14 son para NC, 9 para el PSOE, y 2 para Podemos. La tesis nacionalista es que varios de esos altos cargos que se le atribuyen tienen carácter transversal. El PSOE, por su parte, se quejó del incremento del coste por este capítulo, en al menos 600.000 euros más al año.

  • 1

    ¿Los desvíos de tráfico por El Sebadal y el Acuario acabarán con los atascos en la salida del Puerto de La Luz?

    Sí.
    No.
    Ns / Nc.
    Votar Ver Resultados