El presupuesto de 2020 cubrirá 354 nuevas plazas sociosanitarias

10/12/2019

El Cabildo prevé fondos para un incremento de 177 plazas más vinculadas al convenio de dependencia, 50 de teleasistencia y 127 de recursos asistenciales. En cambio, recorta en Vivienda

El presupuesto de gastos del Cabildo para 2020, aunque experimenta una bajada de un 10,13% respecto a 2019, unos 93 millones de euros, garantiza cobertura económica para financiar un incremento de 354 plazas de atención sociosanitaria. No en vano, y pese a la merma generalizada de recursos que sufrirán todas las consejerías insulares, la de Política Social no solo ve incrementar sus números para 2020, sino que lo hace en una cuantía considerable, superior a los 11,37 millones de euros. De esas 354 nuevas plazas, 177 están vinculadas al convenio de dependencia, 50 son de teleasistencia y 127 de recursos asistenciales, residenciales o en centros de día.

También, y en el ámbito de esta misma consejería, suben los importes para servicios sociales y centros de menores, que ascienden a 38,82 millones de euros, según se recoge en la memoria de las cuentas que ha propuesto y firmado el consejero de Hacienda, Pedro Justo. En línea con esta apuesta por las políticas sociales, señala esa memoria, el presupuesto del Servicio de Empleo, que se sitúa en 12,25 millones de euros, incluye 7,95 millones para diversos planes de empleo, «lo que supone casi 5 millones más» que en 2019. Igualmente advierte de un incremento de 400.000 euros en el servicio de Igualdad, que manejará 7,03 millones, y otro aumento de 100.000 euros para becas y otras subvenciones para jóvenes en el área de Juventud.

Tajo a vivienda.

Sin embargo, en este relato de la apuesta por la política social que hace el gobierno de NC, PSOE y Podemos en el Cabildo la memoria deja fuera a la consejería de Arquitectura y Vivienda, de la que se limita a mencionar que dispondrá de un presupuesto consolidado de 7,82 millones de euros, de entre los que 4,71 millones irán para el Consorcio de Vivienda. Lo que no especifica es que el departamento que gestiona la consejera de Podemos, Concepción Monzón, ha visto mermada su capacidad de gasto en 1,7 millones de euros, y ello pese a que esta es también una política adscrita al área social.

Es probable que la decisión de Podemos de abstenerse en la votación de la propuesta de presupuestos en el Consejo de Gobierno de este lunes tenga que ver con este recorte en una política, la de Vivienda, que Podemos, y en teoría NC y PSOE, entiende vital.