El IMD invirtió 30.000 euros en los comedores estivales de 2019

30/06/2020

La inversión de Deportes permitió que 69 niños tuvieran garantizado el desayuno y el almuerzo en los campus de Las Rehoyas, San Román, Tamaraceite y López Socas. El Ayuntamiento liquida este mes las facturas que permitieron prestar el servicio por el procedimiento de urgencia

La solución aportada por el Instituto Municipal de Deportes el verano pasado para garantizar que los niños de las familias más necesitadas de la ciudad tuvieran dos comidas al día como mínimo -desayuno y almuerzo- tuvo un coste de 15.125,66 euros. Ello, unido a la inscripción gratuita de los 69 niños que finalmente se beneficiaron de los comedores de verano en los campamentos deportivos del Ayuntamiento, tuvo generó un gasto final de casi 30.000 euros.

La decisión de incluir a los niños con más necesidades en los campamentos deportivos para garantizarles una comida fue una propuesta que realizó el concejal de Deportes, Aridany Romero, después de que las familias más vulnerables se quedaran atrapadas en un laberinto institucional. En principio iban a quedarse sin esta ayuda ya que el Gobierno de Canarias decidió cambiar a última hora las condiciones de los talleres con comedor, con lo que no se dio tiempo a los municipios a solicitar su incorporación al programa. A ello se unió la negativa de la propia Concejalía de Educación del propio Ayuntamiento a asumir el servicio con el argumento de que se trataba de una competencia de índole autonómica.

En esta encrucijada -y viendo que otros ayuntamientos como el de Santa Cruz de Tenerife sí daban solución al problema pese a no entrar en su ámbito competencial-, el IMD propuso incorporar a los niños a los talleres de deporte que organiza cada año.

La urgencia de la situación hizo que el Instituto Municipal de Deportes autorizara el gasto sin la tramitación correspondiente, de ahí que el Ayuntamiento se viera obligado a realizar varias modificaciones de crédito para poder reconocer la factura y abonarla. La última, con la que se cierra este capítulo, es una obligación de 15.921,75 euros que se reconoce a la empresa Solventia por el campus de verano que se celebró en el complejo deportivo de Las Rehoyas durante el mes de agosto, en horario de 08.00 a 15.00 horas.

La continuidad de este servicio se encuentra en estos momentos cuestionada. Desde el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria se vuelve a insistir en que se trata de un asunto que está en manos del Gobierno de Canarias. El problema añadido en estos momentos es que las medidas de alejamiento que impone la lucha contra la pandemia de la Covid-19 no permiten articular todavía la forma en que se ha de volver a los colegios, que son los centros que tradicionalmente venían ofertando este servicio. Es probable que se mantenga para este verano la concesión de tarjetas monedero para que las familias de estos niños puedan hacer la compra y seguir así garantizando esta ayuda.

Durante el verano pasado, el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria recibió 82 solicitudes para ingresar en los campus deportivos del IMD con comedor. De ellas, 74 fueron calificadas como aptas y finalmente 69 fueron los niños que asistieron al programa, que estuvo operativo entre el 15 de julio y el 30 de agosto.

Por polideportivos, el García San Román tuvo una asistencia media semana de diecisiete beneficiarios; el de Las Rehoyas rondaba los veinticinco; el de Tamaraceite, nueve; y el López Socas, tres.

De acuerdo con los datos oficiales, se dispensaron 1.785 desayunos de media mañana, compuesto por un yogur líquido, una bebida o un zumo junto una pieza de fruta, un bocadillo o galletas; y otro número igual de almuerzos.

57 euros semanales

De los seis campamentos deportivos que el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria ha activado este verano (García San Román, López Socas, Jardín de Infancia de La Isleta, Pabellón Leoncio Castellano Arencibia de Tamaraceite, Centro Deportivo Cono Sur y Las Alcaravaneras), los dos primeros ofrecen servicio de comedor hasta las 15.00 horas. El precio del campus con comedor ronda los 57 euros.