«El fuego pierde velocidad pero afecta a Inagua»

24/02/2020

El presidente del Cabildo confirma que el pinar está siendo afectado por el fuego, «aunque en superficie». Este lunes podría operar un hidroavión.

Optimismo con prudencia en el último parte del Cabildo de Gran Canaria. El avance del frente del incendio forestal de Tasarte pierde velocidad entre los riscos, no progresa hacia el interior y, de momento, está alejado de los núcleos del Hoyo y Tocodomán. Los equipos están pendientes de los vientos descendentes de la noche.

«El fuego se inició ayer sobre las 18.30 horas en la degollada de Tasarte. Desconocemos aún el origen del incendio, pero hay una brigada que investigará los hechos. Desde un primer momento se decide que se tenía que avanzar en la extinción y confinar a las personas de los barrios afectados por seguridad. El fuego en Tasarte no progresa en estos momentos, no está activo y se analiza su evolución. Solo hay cuatro las viviendas afectadas pero no sabemos la incidencia real en el interior de las mismas. Es probable que también las personas de Tasartico puedan ir a sus hogares en las próximas horas», manifestó Antonio Morales, presidente del Cabildo de Gran Canaria.

Fuego en Inagua

«De la GC-200 para arriba el fuego no progresa, pero hay ligeros rescoldos. Desde un primer momento peleamos para que el fuego no alcanzara a Inagua. Por la noche se había conseguido controlar para que no llegase a esta reserva integral. Pero desafortunadamente en la mañana de hoy sí alcanzó Inagua y se está trabajando para controlarlo. La última noticia que tenía es que arde en superficie y la afección no es grave, pero hay que esperar a la noche», manifestó el presidente de la entidad cabildicia, que dio por controlado el conato de Tejeda.

«Este conato ha quedado controlado y no reviste gravedad. En estos momentos se está controlando la zona para evitar que llegue al barranco de La Aldea esta noche. Están trabajando 150 efectivos, entre Presas, Bravo, miembros de la UME, el consorcio de bomberos de Gran Canaria, bomberos de Las Palmas de Gran Canaria y San Bartolomé de Tirajana, Protección Civil, Policía Canaria y otras fuerzas de seguridad».

Posibilidad de trabajos aéreos

Morales reconoció que hasta ahora ha sido imposible utilizar medios aéreos contra el fuego por seguridad. «Los helicópteros han hecho pruebas, pero se ponía en peligro la integridad de los pilotos por el viento y la calima. Mañana valoraremos la posibilidad de tener un hidroavión trabajando contra el fuego. Desgraciadamente la incidencia del cambio climático va a ser significativo en los próximos años y necesitamos la base de un hidroavión en las islas», significó el presidente del Cabildo.

«La evolución meteorológica para mañana es favorable pero no del todo para la isla de Gran Canaria, con rachas de hasta 60 kilómetros en la cumbre. Aumentará ligeramente la humedad y la calima se mantendrá también en Gran Canaria, lo que dificultará los medios aéreos», vaticinó Morales.