Gáldar busca clientes para sus comercios

07/04/2020

El Ayuntamiento norteño promociona los pequeños comercios que pueden abrir al público durante el estado de alarma y crea un directorio virtual con más de 70 empresas. Se hace un llamamiento a la población a comprar en tiendas de proximidad.

ETIQUETAS:

El Ayuntamiento de Gáldar ha lanzado un directorio virtual en el que figuran las empresas y establecimientos que continúan operando durante la declaración del estado de alarma decretado por el Gobierno de España para hacer frente a la epidemia de coronavirus.

Más de setenta empresas se han inscrito ya para figurar en el listado, al que se puede acceder a través de la web municipal galdar.es, y que abarca establecimientos de alimentación, venta de comidas preparadas, panaderías, clínicas veterinarias, venta de alimentación para animales, farmacias, lavanderías o establecimientos de productos tecnológicos, entre otros.

Además de promocionar los comercios locales, con esta medida el Ayuntamiento de Gáldar intenta que los ciudadanos reduzcan al máximo la movilidad durante este periodo de confinamiento, conociendo de primera mano los establecimientos más cercanos que continúan operando o que disponen de servicio a domicilio, pero también dar toda la información a la ciudadanía de los negocios de proximidad, lo que se une a que esta es la mejor manera de apoyar la economía local.

En sus primeras 24 horas operativo el portal digital ha recibido ya más de 10.000 visitas, según los datos que maneja el consistorio galdense. Pero la lista de comercios adscritos sigue subiendo y los propietarios de establecimientos que deseen figurar en el directorio pueden inscribirse en el formulario galdar.es/comercios.

Activación económica. Al Ayuntamiento de Gáldar le preocupan las consecuencias económicas de la crisis sanitaria una vez que finalice el estado de alarma. Por ello la semana pasada el alcalde, Teodoro Sosa, firmó por decreto un paquete de medidas económicas y de carácter social encaminadas a minimizar el impacto, con el fin de flexibilizar la normativa fiscal y movilizar recursos que den respuesta a las circunstancias excepcionales que se están viviendo. Para Sosa, «la prioridad es ayudar y estar cerca de las personas más vulnerables y afectadas económicamente por esta grave situación. De ahí la elaboración de un plan de dinamización de actividades de la zona comercial abierta.

Además, se suspenden las tasas por ocupación de la vía pública con terraza, mercadillo municipal, puestos de venta de flores en el cementerio municipal, kioskos en plazas y vías públicas; así como la cuota de arrendamiento a las cafeterías en instalaciones deportivas municipales, clubes de mayores, mercado municipal y tanatorio. También destaca la suspensión del pago de arrendamiento al Hotel Agáldar.