El cortafuegos de Inagua no llegó a luchar contra los alisios

25/02/2020

El cortafuegos creado durante la tarde y la noche del lunes al martes aprovechando la pista de tierra que transcurre por la crestería de Inagua esperó ayer la entrada de los vientos alisios para demostrar su efectividad. No hizo falta, el incendio quedó estabilizado antes de que entrara en servicio.

Con quemas de ensanche a lo largo de tres kilómetros de la pista, el dispositivo de extinción logró una franja sin combustible de 27 metros de anchura.

El objetivo era que cuando cambiara el régimen de vientos, soplara del noroeste y las llamas cambiasen de dirección y empezaran a ascender, el fuego no sobrepasara esa barrera para penetrar en la otra vertiente. De ser así el incendio de Tasarte se habría extendido por el municipio de Mogán, hacia las presas de El Mulato y Las Niñas, como ocurriera en el gran incendio forestal del verano de 2007.