Dos demoliciones facilitan que el nuevo parquin de Gáldar avance

03/06/2020

El aparcamiento ofrecerá 187 plazas dentro de dos años gracias al derribo de una casa en Real de San Sebastián y la estación de servicios Cepsa. La parcela llega a casi 1.700 metros cuadrados

La demolición de una vivienda en la calle Real de San Sebastián y de la estación de servicios Cepsa de la Bajada de Las Guayarminas es el último paso para que el casco antiguo de Gáldar cuente en dos años con 187 plazas de aparcamiento gracias a la iniciativa por la que el Consistorio se ha hecho con casi 1.700 metros cuadrados de superficie.

Las demoliciones de ayer permitirán llevar a cabo la primera fase del nuevo parquin, que incluye tres plantas bajo suelo, en 5.187 metros cuadrados construidos, con 187 plazas por 3,8 millones de euros financiados a través de diversos planes de inversión del Cabildo.

El Ayuntamiento ya prevé una segunda fase con la construcción de cuatro forjados más para duplicar la capacidad y alcanzar las 375 plazas de aparcamiento.

Una vez resueltas las incidencias sobre servicios afectados, como el rebatimiento de las líneas eléctricas de fachada, y el acondicionamiento provisional de la estación de servicios, la demolición permite acometer la cimentación del edificio, que ha pasado de 892 a 1.696 metros cuadrados de superficie en planta con una geometría más regular y aprovechable.

El proyecto inicial se redactó sobre una parcela adquirida en 2017 por 500.000 euros con una superficie de 896 metros cuadrados, tres sótanos y dos plantas sobre rasante respecto a la calle San Sebastián, con capacidad para 160 plazas de aparcamiento.

El proyecto se adjudicó por 2,25 millones y la obra empezó en diciembre de 2018 con la excavación arqueológica basada en los resultados de los sondeos, dado que la parcela está en la Carta Arqueológica del Plan General de Ordenación. El Servicio de Patrimonio Histórico concluyó que los hallazgos y estructuras descubiertas eran compatibles con la edificación si se documentaban debidamente porque existe la posibilidad de reconstrucción en otro punto del municipio.

A posteriori surgió la posibilidad de ampliar la parcela adquiriendo espacios colindantes. Así, el Consistorio compró primero el inmueble de Bajada de las Guayarminas número 37 por 180.000 euros y lo demolió en febrero de 2019. Poco después, acordó con la propiedad de la casa de Bajada de Las Guayarminas número 35 utilizar el subsuelo y el vuelo de la parcela original a cambio de un local de 200 metros cuadrados en planta baja. Y la tiró el pasado diciembre. En agosto de 2019 compró la vivienda de la calle San Sebastián, 2 por 260.000 euros, para ampliar la parcela y evitar la realización del patio interior. Y ya en octubre firmó un convenio con la estación de servicio de Bajada de Las Guayarminas para aprovechar el subsuelo y el vuelo mientras la compañía mantiene un local en planta baja de 170 metros cuadrados.