Discurso de Emilio González Déniz en el acto de Honores y Distinciones del Cabildo de Gran Canaria

16/03/2019

El escritor Emilio González Déniz intervino en nombre de todas las personas distinguidas en el acto institucional de Honores y Distinciones del Cabildo de Gran Canaria celebrado este viernes en el Auditorio Alfredo Kraus.

«Buenas noches.

Excmo. Sr. Presidente,

Dignísimas Autoridades y representaciones,

Personas y Entidades galardonadas,

Señoras y Señores:

Seguramente ha sido mi condición de novelista la que ha pesado para sea quien tome la palabra en nombre de las personas y entidades galardonadas en este acto. Pero debo advertir que adquiero un compromiso imposible en la reflexión pero muy evidente en la sensibilidad, y asumo sin riesgo el sentimiento unánime de agradecimiento, que me honro en expresarles como una sola voz totalizadora. Así que, sin que medie más explicación, Gracias.

En la antigua Roma, cuando un general regresaba de una campaña victoriosa, subido a la cuadriga del César paseaba entre la multitud su gloria coronada de laurel; casi escondido en el cajón del carro, un siervo repetía con insistencia una larga frase que venía a decir: “No olvides que eres mortal”. Le recordaba que su victoria era importante porque engrandecía a Roma, pues lo colectivo va más allá de la existencia de un ser humano. El general era mortal, la grandeza de Roma no.

Las sociedades que crecen y avanzan son conscientes de sus propios valores; cuando estos no se aprecian debidamente o directamente se desprecian, surgen los complejos de inferioridad disfrazados de prepotencia y chauvinismo y los pueblos se estancan o retroceden. Gran Canaria, como una isla más de las que forman nuestro archipiélago, es una referencia para el mundo, en la misma medida que el mundo lo es para nosotros.

Hay territorios muy apartados, que raramente aparecen en la historia. Canarias, por el contrario, aparece en todas las rutas y en las leyendas clásicas. Hemos estado muy lejos físicamente, pero presentes porque estamos en el paso desde y hacia todos los continentes. Y una isla como la nuestra, que da nombre a este archipiélago de la Macaronesia Atlántica, debe tener conciencia de sí misma y de su lugar en el mundo, esa mirada que se engrandeció con Viera, Galdós, Rumeu, Manrique, Kraus y otras personas, mujeres y hombres, que fueron mortales pero se hicieron espejos en los que mirarse. Creo que es momento de unirse en la dolorosa memoria reciente de Antonio Lozano, que partió hace pocas semanas, y esta noche nos honramos al reconocerlo como parte de nosotros, pues su estela nos marca un camino valiente, justo, humano y solidario.

Cargando reproductor ...

Es obligado dar las gracias al Cabildo de Gran Canaria, porque cada año, pasea en la cuádriga del César a personas y entidades para la sociedad se vea a sí misma. No se trata de premiar, sino de dar reconocimiento colectivo a algo que ya es sabido por todos. Como botón de muestra, no estamos descubriendo esta noche la inmensa labor cultural y educativa dentro y fuera de Canarias de Radio ECCA, bien que lo sabemos, pero queremos sentirnos parte de ese gran proyecto, porque su grandeza nos ennoblece.

El motor de una comunidad es el trabajo y la colaboración solidaria, y las chispas que lo ponen en funcionamiento son el conocimiento, la indagación, la creatividad y la imaginación; es decir, las ciencias y las artes. En el siglo de historia de los cabildos, hemos cambiado tanto que seguramente hoy nuestros tatarabuelos no se reconocerían en nosotros. Y en este cambio, la incorporación de la mujer a la vida activa y dedicada a las mismas actividades que el varón ha sido un factor determinante.

Es verdad que se ha evolucionado, pero no lo suficiente, falta la visibilización femenina equiparada a la del hombre. Los grandes avances de nuestra isla y de nuestro tiempo no habrían sido posibles sin la participación activa de las mujeres, y desde esta tribuna que hoy se me ofrece, insto a las entidades privadas y a las instituciones públicas –en este caso al Cabildo-, a que se hagan más esfuerzos para visibilizar a la mujer porque es parte integrante del quehacer colectivo en todos los campos. Hay que subir más mujeres a la cuádriga del César, reconocer sin reparos lo que ya se reconoce en los varones con iguales méritos. Solo así podremos proponer una sociedad más justa e igualitaria. Ellas también tienen que aparecer en el imaginario colectivo que se funde en la continuidad de las generaciones.

Por otra parte, creo que también es mi obligación como efímero representante de esa sociedad en marcha, apelar a la generosidad de todos los sectores, para que los beneficios del esfuerzo común sirvan para reducir la desigualdad, que desde la explosión de la crisis de 2008 ha aumentado en Canarias de forma preocupante. Esta noche se ha reconocido el esfuerzo reivindicativo de las mujeres que trabajan limpiando en el sector más productivo de Canarias. Esto quiere decir que, a todos los elementos que antes hemos enumerado como desencadenantes de una sociedad más igualitaria, hemos que añadir la generosidad y, en última instancia, la justicia.

Y termino reiterando el agradecimiento al Excmo. Cabildo de Gran Canaria por hacer que nuestra sociedad se sienta orgullosa de querer seguir creciendo, al Excmo. Sr. Presidente don Antonio Morales por permitirme estas palabras, a todas las personas galardonadas por su benevolencia para con quien les habla y a quienes han asistido a este acto para sentirse parte de nosotros. Hoy Gran Canaria se ha enaltecido porque se ha mirado a sí misma, y ojalá siga haciéndolo con esplendidez y largueza, porque eso nos hará avanzar como sociedad comprometida consigo misma y con el futuro.

Muchas gracias».

  • 1

    ¿Perjudicará a los pequeños propietarios de apartamentos el proyecto de ley turística que prepara el Parlamento canario?

    Sí.
    No.
    Ns / Nc.
    Votar Ver Resultados