Chira-Soria se soterra y se encarece

21/05/2019

Las alegaciones del Cabildo son «de obligado cumplimiento», afirma el presidente, Antonio Morales. Exige que las líneas de alta y media tensión vayan bajo tierra. Los cambios elevarán el coste en 25 millones de euros y ya va por 416 millones.

Ninguna torreta de las 42 de la línea de alta tensión de evacuación de la energía de la central ni de las 23 de media tensión entre las presas previstas en el proyecto de Chira-Soria se hará realidad. El soterramiento completo de los dos tendidos aéreos que el Cabildo reclamará en sus alegaciones al proyecto reformado resulta «de obligado cumplimiento», según afirmó ayer el presidente, Antonio Morales, al exponer los cambios que la corporación insular ha decidido reclamar a Red Eléctrica de España (REE).

El soterramiento de ambas líneas, el traslado al cauce del barranco de Arguineguín de la tubería de impulsión, el incremento de la capacidad de producción de la desaladora que garantizará el salto de agua y el aprovechamiento del excedente de tierras de las excavaciones para el sellado de los vertederos de residuos de Juan Grande son las principales modificaciones del proyecto de construcción de la central hidroeléctrica de Chira-Soria exigidas por el Cabildo.

Morales aseguró que las modificaciones que propone el Cabildo «tendrán que ser aceptadas para que le dé el visto bueno al proyecto». Como propietario de la concesión, aseveró, «tiene la última palabra».

El Cabildo propone que la línea eléctrica de alta tensión, que el proyecto actual traza al aire libre a lo largo de 17,07 kilómetros, con 24 torretas atravesando 9,4 kilómetros de la ZEC Macizo de Tauro II, discurra al lado de la carretera GC-505, bajo la nueva senda peatonal incorporada por REE al proyecto, hasta el camino de acceso al nuevo túnel de acceso a las cavernas de la central, a la altura de Las Filipinas. A partir de ahí abandonará la calzada para seguir ese camino y luego el túnel, siempre soterrada.

Para la línea de media tensión y fibra óptica de 2.035 metros de longitud entre las plataformas de las dos presas, tres cuartas partes de ella dentro de la ZEC Nublo II, el Cabildo defiende que vaya bajo el camino de acceso a la chimenea de equilibrio desde la presa de Chira y luego por una galería interna de la central.

La tubería de impulsión del agua desalada que garantizará que la central opere a cualquier hora, prevista por la senda peatonal de la GC-505 y el túnel de acceso a las cavernas en el proyecto de REE, se trasladaría al cauce del barranco hasta llegar al citado túnel.

Las modificaciones propuestas por el Cabildo encarecerán el presupuesto de construcción de la central en un 6,5%, esto es, en 25 millones de euros, con lo que el coste estimado se elevaría hasta los 416 millones de euros, más del doble del importe previsto cuando la central fue adjudicada en el año 2011 a Endesa, fijado entonces en 200 millones.

Más agua. Las alegaciones del Cabildo también reclaman el incremento de la capacidad de producción de la desaladora asociada a la central, de 5.000 a 7.800 metros cúbicos al día, para destinar el excedente al abastecimiento de San Bartolomé de Tirajana y Mogán, así como garantizar el agua para la agricultura cuando la central esté en funcionamiento y colocar las tomas de los embalses en lugares que garanticen la seguridad de las presas.

Para dar salida al excedente de 620.000 metros cúbicos de tierra previsto como resultado de las excavaciones y desmontes, que el proyecto prevé usar para rellenar tres áreas degradadas, el Cabildo apuesta por aprovecharlos en el sellado de los vertederos del Ecoparque Sur y el acondicionamiento de la Cañada del Burro, otro espacio, que admite hasta 2 millones de metros cúbicos.

  • 1

    ¿Han estado a la altura las administraciones con la gestión del incendio?


    No
    Ns / Nc
    Votar Ver Resultados