Luz verde para la mejora del camino a Teror

07/12/2017

El Consejo de Gobierno Insular ha dado luz verde a la licitación de las obras de mejora de la carretera GC-21 entre la glorieta de Ciudad de Campo y el viaducto de Teror. La calzada, que carece de separación de los sentidos en la mayoría de ese tramo, se ensanchará hasta un mínimo de 6 metros.

Después de introducir algunos cambios en el proyecto aprobado en 2014 y de lograr expropiar de mutuo acuerdo los terrenos necesarios para ensanchar los 7.800 metros de vía en los que se va a actuar, la Consejería de Obras Públicas del Cabildo ya está en disposición de licitar la ejecución de las obras de mejora de la mayor parte de la carretera de Teror.

El último Consejo de Gobierno Insular le ha dado luz verde al expediente, que saldrá a concurso con un presupuesto de 6,55 millones de euros y un plazo de ejecución de 12 meses para mejorar la actual GC-21 entre la glorieta de Ciudad del Campo y el viaducto de Teror.

Además de ensanchar la calzada hasta al menos 6 metros con desmontes y muros de contención, permitiendo así el paso holgado de dos vehículos en sentido contrario en cualquier punto, el proyecto incluye cambios en el trazado de curvas cerradas y tramos en zigzag, nuevas intersecciones para los accesos a los barrios de Las Mesas y San José del álamo y la creación de cunetas de drenaje.

También se contempla la ampliación del portón situado en el kilómetro 8, es decir, del puente que está después de Miraflor en sentido hacia Teror, la sustitución de los actuales elementos de defensa por otros adaptados a la normativa y la creación de 2.500 metros de muros.

El proyecto recoge el acondicionamiento de 2,4 kilómetros de la GC-219, el antiguo tramo de la GC-21 por el que se accedía al casco de Teror hasta la apertura al tráfico del viaducto.