El alcalde de Valsequillo dice que cumple con la legalidad

20/05/2017
/ Valsequillo

El alcalde de Valsequillo, Francisco Atta, se mostró este jueves sorprendido por la noticia publicada por este periódico sobre que la Fiscalía apreciaba indicios de un delito continuado de desobediencia y también de prevaricación por los impagos de las facturas a Fomento de Construcciones y Contratas (FCC). Los juzgados todavía no le han notificado la apertura de una investigación, pero cuando lo hagan responderá con documentos ante la Justicia, explicó. El regidor asegura que está «tranquilo» porque cumple con la legalidad y defiende los intereses del Ayuntamiento y del municipio. Aclaró que los fallos judiciales se han ido acatando, pese a que la denuncia del Ministerio Público sostiene que aparentemente «hay una manifiesta voluntad de no cumplir las sentencias».

Atta explicó que recientemente se le ha hecho un pago a FCC por aproximadamente 220.000 euros. Además, especificó que el pasado 11 de mayo se notificó un fallo de la Sala de lo Contencioso Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Canarias en el que desestima las pretensiones de la empresa concesionaria del servicio de limpieza y de recogida de basura. La mercantil recurrió el acuerdo del Ayuntamiento del 4 de octubre de 2013 por el que se desestimó la solicitud de resolución del contrato por un supuesto incumplimiento contractual municipal por la demora en el pago de facturas superior a ocho meses, sostiene el alcalde. De esta forma se confirma la sentencia del juzgado, que sostuvo que el acuerdo municipal fue correcto y ajustado a derecho, y condena a la adjudicataria al pago de las costas.

Por otro lado, Atta insiste también en que la resolución del contrato que esta vez tomó el Ayuntamiento en un pleno en 2015 está avalada por un dictamen del Consejo Consultivo, aunque esta decisión también sigue en los juzgados; y que los presupuestos recogen los pagos a la empresa. De momento, FCC sigue prestando el servicio, pero se le adeuda casi cuatro años de facturas, y el consistorio ha sacado a licitación nuevamente el contrato.