Baño de fe para revitalizar la isla

09/09/2019

La villa mariana de Teror rebosó ayer tradición y fervor por la asistencia de miles de peregrinos que quisieron acompañar a la Virgen del Pino en procesión. La festividad más importante para los fieles a la patrona de Gran Canaria propició múltiples mensajes de generosidad y responsabilidad despúes de los incendios de este verano

ETIQUETAS:

La tradición, la devoción y la fiesta abanderaron, un año más, el día más especial en el calendario religioso de Gran Canaria. La villa mariana de Teror celebró con miles de peregrinos llegados desde diferentes rincones del archipiélago, e incluso desde otros puntos de la geografía nacional e internacional, la festividad de la Virgen del Pino.

Una estampa bañada en fe que, tras los incendios que dejaron tocada a la isla este verano, centró la mayor parte de los mensajes de agradecimiento y responsabilidad de los representantes religiosos, políticos y, cómo no, de los más fieles, con la ilusión y el propósito de revitalizar Gran Canaria.

La jornada comenzó con la recepción oficial de las autoridades en la casa-museo de Los Patronos en el estreno de Ángel Víctor Torres como presidente del Gobierno de Canarias y en representación del rey de España, presidiendo el desfile militar del Régimen Canarias 50 antes de la celebración de la eucaristía presidida por el obispo de la Diócesis de Canarias, Francisco Cases, quien pudo haber tomado parte en su último día grande en honor a la Virgen del Pino antes de su jubilación al cumplir 75 años.

Cargando reproductor ...

«En estos días pasados ha habido muchas vidas en juego en Gran Canaria, pero también ha habido muchos que han arriesgado su vida para que ninguna se perdiera. Se han arrojado miles y miles de litros de agua, pero en realidad lo que ha apagado el fuego ha sido la sangre que corría generosa e incansable por las venas de los bomberos, de los pilotos, de las fuerzas y cuerpos de seguridad, de los numerosos responsables y voluntarios. Hubo un milagro y todos los milagros hacen posible la esperanza», deslizó Francisco Cases.

Tras la misa, la Virgen del Pino, acompañada por militares y la banda de Teror, salió en procesión en uno de los momentos más especiales para los feligreses. Los miles de corazones creyentes presentes en la Calle Real de Teror acompañaron y vitorearon a la patrona de Gran Canaria en pleno reboso de fervor y agradecimiento.

Un instante que dejó miles de imágenes para no dejar de creer en un baño de fe para revitalizar una isla y un archipiélago que se ha unido más que nunca por las desgracias acontecidas en las últimas fechas.

  • 1

    ¿Le parece suficiente el millón de euros aprobado por el Consejo de Ministros para ayudar a las zonas afectadas por los incendios del verano en Gran Canaria?

    Sí.
    No.
    Ns / Nc.
    Votar Ver Resultados