Agüimes cifra en 500.000 euros el arreglo de la piscina del Cruce

28/02/2020

El Ayuntamiento acelera los trámites para adjudicar las obras, que durarían mes o mes y medio, pero ya va justo para reabrir el 1 de julio

El arreglo de la piscina del Cruce de Arinaga, cerrada desde el uno de enero pasado por razones de seguridad, saldrá más caro de lo inicialmente previsto. El edil de Obras de Agüimes, Efraín González, informó este jueves de que el presupuesto del proyecto se ha disparado de los 140.000 euros estimados al principio hasta los 500.000 en que fueron tasados finalmente. El personal de mantenimiento de este centro de hidroterapia municipal detectó filtraciones de agua en la sala de máquinas que está debajo de la piscina y el gobierno local optó por clausurarlo temporalmente ante el riesgo de que se pudiera poner en riesgo la vida de los operarios o de los usuarios.

González subraya que el Ayuntamiento ha decidido aprovechar que el complejo acuático del recinto está cerrado para evitar dejarse nada atrás y tratar de reparar de una vez todo aquello que los ingenieros que redactaron el proyecto de obra pudieron encontrar defectuoso, de ahí que, según explica, no se haya escatimado en el coste. «La obra es necesaria y queremos que cuando reabramos lo hagamos con todas las garantías de que dure».

En todo caso, este incremento en el coste sí les ha retrasado un poco el trámite para la adjudicación de las obras. El consistorio disponía de 190.000 euros que ya habían sido contemplados para esta actuación en el ejercicio 2019, pero al constatar que la cuantía se les había quedado pequeña se vieron obligados a aprobar una modificación presupuestaria que ya está resuelta. González avanza que ahora intentan acelerar los trámites en lo posible para adjudicar los trabajos cuanto antes. Sabe que ya van algo justos para cumplir con el propósito inicial de reabrir el 1 de julio, pero no se dan por vencidos. Las obras durarían mes o mes y medio.