A entrenar a un cercado por unas obras que siguen sin empezar

11/03/2020

Más de 500 niños de tres clubes de atletismo llevan tres meses desterrados de la pista de Balos. El Ayuntamiento de Santa Lucía, que no les había hecho caso hasta ahora, les reabrirá el recinto mañana

En pleno invierno, con un frío que pela, sin luz, y saltando y esquivando piedras y matojos. Así han sido los entrenamientos durante los últimos tres meses de una parte de los chiquillos de los tres clubes de atletismo que usan las instalaciones del Estadio Municipal de Santa Lucía de Tirajana, en Balos. Han estado entrenando en la pista de tierra de Chapín, en Vecindario, y en otros descampados aledaños. Van para atletas, pero, visto lo visto, parece que se preparaban para una carrera de obstáculos. Otros tuvieron que reubicarse en colegios del municipio, que les cedieron sus instalaciones en horario de tarde. Y lo peor de todo es que el motivo que justificaba semejante destierro eran unas obras para homologar la pista que nunca comenzaron. Llevaban quejándose semanas al Ayuntamiento, pero ni caso. Pedían que les dejaran volver al menos hasta que empezaran de verdad los trabajos. Una llamada de este periódico el viernes pasado les puso en alerta y este lunes el consistorio anunció la reapertura provisional del recinto a partir de mañana jueves.

El municipio que fue Ciudad Europea del Deporte 2018 ha tenido tres meses a sus atletas entrenando como hace 50 años. Carmen Rosa Pulido, portavoz de uno de los clubes, Chikillos de Vecindario, cifra en más de 500 los niños afectados. «Es la mayor cantera de Canarias». Los otros dos clubes con sede en Balos son Unión Atlética Vecindario Agüimes y Club de Atletismo Inclusivo La Canasta, aunque solo el de Chikillos contactó con este periódico.

Pulido y su club tienen grabada a fuego la fecha del 11 de noviembre de 2019. Ese día salieron del estadio con medio millar de niños en la faltriquera y un búscate la vida. El 9 de diciembre preguntaron por las obras. No habían comenzado. Les dijeron que faltaba un papel. Solicitan que les reabran la pista mientras tanto y se lo deniegan. Iban a empezar ya. Vuelven a pedirlo el 15 de enero de 2020. Tampoco. Se excusan en que la jubilación de una arquitecta del Cabildo, que es la institución que financia las obras, lo había paralizado. Y les dicen que empezarán en 2 semanas. Pero nada.

Entonces deciden hacerlo público. Este periódico contacta el viernes pasado con el concejal de Deportes, Pedro Sánchez, que queda en responder. Pero no lo hizo. El siguiente paso fue anunciar este lunes, tras tres meses obviando a los clubes, que mañana jueves reabrirán el recinto hasta que comiencen las obras. Atribuye el retraso a que el asfalto que estaba debajo del pavimento estaba demasiado estropeado, pide disculpas por el perjuicio causado y anuncia que no se les pasará al cobro el mes de marzo. Pero se preguntan. ¿Y cuándo comiencen? ¿Otra vez destierro?