30 jóvenes pintan de raíces e identidad un muro de Valsequillo

20/09/2019

Al muro le faltaba alma y eso es justo lo que le sobra al caserío de El Rincón de Tenteniguada, en Valsequillo. Con mimbres así la iniciativa estaba clara. Había que pintarlo. Pero ¿cómo? Con escenas que lo vinculen a las raíces, las tradiciones y la identidad de este pueblo.

ETIQUETAS:

Así nació esta actividad que un grupo de 30 jóvenes de El Rincón está a punto de acabar. Aunque apoyada por la Concejalía de Juventud, la idea partió de la Asociación Juvenil La Parada del Rincón y recibe el nombre de Muros con identidad; El Rincón: vida, cultura y tradición. Llevan toda la semana en la faena, con espátulas y pinceles en las manos. Las primeras, para prepararlo. Los segundos, para decorarlo. Todas las tardes. Incluso de noche. Al mando han estado Lucía Montesdeoca, licenciada en Bellas Artes, y Alexis López, técnico de Juventud. Los que lo contemplen a partir de ahora podrán conocer, por ejemplo, el primer coche que hubo en el barrio, un furgón Renault blanco de Periquito Navarro que llevaba las frutas de los vecinos al Mercado de Vegueta desde los años 50, varios guinderos (la guinda es la fruta emblema de El Rincón), un ganado de cabras, o una parranda. El colectivo agradece la colaboración de los dueños del muro, Paquita Álvarez y Pepe Monzón. Está en la calle El Pino.