Miguel Ángel Graffigna: «Vamos a frenar el deterioro y la dejadez en Pájara»

18/06/2019

El nuevo alcalde de Pájara por CC rompe con 16 años de hegemonía política del PSOE y plantea soluciones a los problemas enquistados durante varios mandatos como la limpieza, la peatonalización de Morro Jable, las urbanizaciones pendientes por recepcionar o la legalización de los hoteles de la cadena HSB en Costa Calma, de la que dependen cientos de trabajadores.

Catalina García / Puerto del Rosario

— Encabeza usted el cambio de siglas políticas más importante de Fuerteventura al relevar a Rafael Perdomo tras cuatro legislaturas bajo la égida del PSOE. ¿Cómo va a marcar las diferencias con el exalcalde socialista?

— En realidad somos un equipo entero los que lideramos este cambio, es fruto de la coordinación entre el PP, NC-AMF y AM-CC. Respeto el trabajo de todo el mundo, pero creo que hay que cambiar muchas cosas. De actitud, de energía y también de proyecto. El grupo de gobierno tiene que caracterizarse por su carácter dialogante y por escuchar, tomar nota y responder a los compromisos. Y sobre todo hay que dejarse de excusas y hacer cosas. Pájara fue en su momento un municipio ejemplar en toda Canarias, moderno, dinámico, con los mejores servicios públicos. Hay que recuperar ese orgullo, esa gestión ejemplar al servicio de los ciudadanos.

— Usted no es nuevo en política. Fue fundador de AM y además consejero del Cabildo en la primera legislatura de la democracia. ¿Cómo ha evolucionado la vida política desde entonces?

— Mucho, desde luego. La isla ha cambiado, la sociedad ha evolucionado y la política es reflejo de la sociedad. Aquellos años eran de mucho ilusión, estábamos ayudando a asentar la democracia. Se trabajaba en lo básico. Necesitábamos asfaltar las carreteras, llevar agua, colegios, servicios sanitarios. Ahora lo que buscamos es que el tren del futuro no se le escape a Pájara. Hay que frenar el deterioro y acabar con la dejadez. Necesitamos servicios públicos de primer nivel, viviendas y espacios turísticos de calidad.

— En su discurso de investidura, anunció que iba a recepcionar las urbanizaciones pendientes.

— Pájara viene arrastrando un problema con urbanizaciones de La Pared, Costa Calma y Esquinzo que en su momento por una u otra cuestión no fueron recepcionadas y ahora los vecinos pagan las consecuencias. Vamos a hablar con todas las partes y buscar solución. Porque lo que no puede ser es que nos conformemos, que echemos la culpa a otros y mientras tanto la calidad de vida de los vecinos deteriorándose. Vamos a actuar igual en todo el municipio, buscando soluciones, no escondiéndonos detrás de los problemas.

— También anunció que no cobrará de las arcas municipales sino que seguirá con su condición de jubilado.

— Es una decisión personal que me pareció coherente con las formas que hemos traído al Ayuntamiento. Ni cuando fui consejero del Cabildo con AM me liberé, ni ahora lo haré de alcalde. Estoy jubilado después de muchos años de trabajo en el sector privado y creo que no es necesario que me libere para cobrar un suelo: Así, en vez de recibir un sueldo del Ayuntamiento cobraré mi pensión como jubilado. Sólo recibiré dietas por asistir a plenos, pero no sueldo. Si eso sirve para que el Ayuntamiento pueda destinar esos recursos a otro fin, pues perfecto.

— El Ayuntamiento está involucrado en un pleito judicial con la cadena HSB en Costa Calma por la legalización de los hoteles. ¿Se cerrará este problema en esta legislatura, dando seguridad a los trabajadores de la cadena, y cuál puede ser la solución?

— Pues sobre todo el diálogo. Lo que queremos es que pueda hablarse con tranquilidad, sin enfrentamientos, y tratando siempre de buscar soluciones dentro de la legalidad, para que los trabajadores no pierdan sus empleos y el municipio no vea cómo se cierran más complejos turísticos. Porque con cada establecimiento que cierra sus puertas hay mucha gente que se va a la calle y muchas familias afectadas. Hay que buscar soluciones, no atrincherarse en discusiones. Con la legalidad siempre por delante, por supuesto, pero con diálogo.

— La peatonalización de Morro Jable causa más quebraderos de cabeza que crecimiento comercial. ¿Alguna idea para revitalizar la localidad?

— Hay que replantear la peatonalización, reordenar el sentido del tráfico, gestionar más aparcamientos, limpieza, seguridad, actividades de dinamización. No hay una solución milagrosa, habrá que hablar mucho con los comerciantes y vecinos, escuchar y tomar nota de sus demandas, y entre todos vamos a buscarle una salida. En esa misma zona existía un proyecto de aparcamientos públicos ya licitado, y que hace 16 años se decidió parar. Y si a eso se le unió al mismo tiempo la peatonalización y una mala reordenación del tráfico: ahí está la explicación de lo que ha pasado. Pues es lo que decimos: hay que dialogar y buscar soluciones entre todos.

Las carencias en el servicio de limpieza conforman la queja más habitual de los vecinos.

— Hay que revisar la prestación del servicio y los recursos que se están destinando para optimizar el rendimiento. La limpieza debe ser signo de distinción de nuestros espacios públicos. Por supuesto que en las zonas turísticas, pero sin olvidar a los pueblos y las zonas urbanas. Es una de las líneas prioritarias para la gestión municipal: limpieza en playas, en paseos turísticos, en los pueblos, porque cuando hablamos de calidad en el servicio y en la oferta turística es ahí donde empieza.

— La sanidad escuece en el sur, fundamentalmente por la lejanía con el Hospital General. ¿Qué hará para acercar los servicios sanitarios?

— Hay que mejorar por supuesto, crecer en recursos, en especialidades, en personal, en servicios de urgencias 24 horas como en Costa Calma. Ahora mismo hay una propuesta para un Centro de Especialidades en el municipio, y vamos a dar todas las facilidades para que salga adelante cuanto antes. Pero sin olvidarnos de los centros de salud y consultorios. En Sanidad y en Servicios Sociales nunca hay que dejar de crecer y de mejorar, porque las necesidades de nuestra población tampoco dejan de aumentar.

— Centró usted también buena parte de la campaña electoral en las carencias en materia de deportes. ¿Qué soluciones propone su equipo de gobierno?

— Pero el deporte entendido como herramienta de desarrollo social. Mire, veníamos de una época en la que el proyecto del Playas de Jandía era un ejemplo a nivel nacional, con una importante inversión en instalaciones y deporte base gratuito. Y ahora nos encontramos con 16 años en los que no se ha hecho ninguna instalación nueva salvo la piscina de Morro Jable, que lleva años cerrada y nunca ha entrado en funcionamiento. Hay que invertir en deporte base, gratuito, con instalaciones modernas y monitores activos porque eso es sinónimo de calidad de vida, de costumbres saludables, de familias relacionadas, de niños que crecen con buenos hábitos.