Valladares: «Erradicar el mosquito ha sido un hito a nivel internacional»

07/05/2019

El director del Instituto de Enfermedades Tropicales asegura que, tras 18 meses sin detectarse nuevos casos, Canarias vuelve a estar fuera del mapa de riesgo por patologías infectocontagiosas

El director del Instituto Universitario de Enfermedades Tropicales de Canarias, Basilio Valladares, explicó ayer que, tras 18 meses sin detectarse nuevos ejemplares del mosquito Aedes aegipty, Canarias vuelve a quedar fuera del mapa de riesgo mundial por patologías infectocontagiosas, tal y como establecen los criterios de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

«Es una fecha importante. El haber eliminado el problema de que se nos hubiera metido en Canarias este mosquito, considerado en todo el mundo como un peligro para la salud y el desarrollo comercial, es un hito a nivel internacional», manifestó Valladares ayer durante una comparecencia en el Parque Tecnológico junto al presidente de Canarias, Fernando Clavijo, su homólogo insular, Marcial Morales, el alcalde de Puerto del Rosario, Nicolás Gutiérrez, y el director del Área de Salud de Fuerteventura, Tomás Pérez.

La erradicación del conocido popularmente como mosquito del dengue, detectado a inicios de 2017 en la urbanización de Las Granadas (Puerto del Rosario), «ha sido posible gracias a la colaboración entre muchas personas que, sin ningún afán de protagonismo sino trabajando por resolver un problema, se han puesto de acuerdo en brevísimo tiempo para que en menos de una semana ya se pudiera estar actuando», añadió el director del Instituto Universitario de Enfermedades Tropicales de Canarias.

Valladares, que recordó también «la extraordinaria colaboración ciudadana a todos los niveles» para conseguir erradicar el mosquito, valoró positivamente la red de vigilancia existente en Canarias para detectar posibles casos de insectos transmisores de enfermedades infectocontagiosas, ya que «todas las semanas llegan muestras, se hacen análisis y se entregan los informes». Con respecto a los estudios genéticos realizados, «no aclaran todavía exactamente de dónde proceden» los mosquitos detectados en Fuerteventura, pero sí que «no proceden de Madeira ni de Cabo Verde», que son las dos zonas con las que Canarias «tiene mucho contacto y donde está afincado el mosquito desde hace unos años generado problemas con dengue, zica, etcétera».

También se sabe que los mosquitos habrían llegado a la isla «en forma de huevos», puesto que en los estudios genéticos «se han encontrado varias hembras de distinta estirpe y, por tanto, no proceden de una madre, sino de varias». La principal teoría es que los huevos fueron trasladados hasta la isla «en plantas o en mercancías que transportan humedad» y, por la zona donde se detectaron los mosquitos, «da la sensación de que fue un particular inconscientemente y sin mala intención el que trajo una planta con los huevos que luego se desarrollaron y que ya se han eliminado». Así que se descarta la responsabilidad de una empresa y, de hecho, «se han revisado los invernaderos de la isla».

El presidente de Canarias, Fernando Clavijo, dijo que este caso «ha servido para establecer protocolos y para estar mejor preparados» de cara al futuro.

Sin colonización fuera de la zona cero

En la urbanización de Las Granadas, que se sometió a fumigación, se llegaron a capturar 30 mosquitos la primera semana. Después no se ha encontrado ninguno más pese a las numerosas trampas. También es relevante que fuera de la señalada zona cero no se ha detectado nunca la presencia del Aedes aegipty.