Tuineje estrena alcaldesa (aún) del PP

17/09/2019

Esther Hernández, en virtud del pacto tripartito con PSOE y AMF, rompe con 15 años de supremacía política de Coalición Canaria. Los partidos arropan al nuevo equipo de gobierno, salvo la ejecutiva insular del Partido Popular

Esther Hernández se convirtió ayer en la primera alcaldesa de Tuineje que pertenece al Partido Popular (PP), o por lo menos hasta que el partido a nivel insular resuelva si la expedienta o no, en 40 años de democracia. El nuevo grupo de gobierno integrado por PP-PSOE-AMF rompe con quince años de supremacía nacionalista al frente del Ayuntamiento del sur y quizás por eso el debate de la moción de censura se convirtió en un juicio político a Coalición Canaria y no tanto a la labor de la alcaldesa saliente Candi Umpiérrez y sus concejales.

El rechazo del PP a la ya nueva alcaldesa quedó patente ayer en la falta de representantes de la ejecutiva insular, aunque sí estuvo arropada por el partido a nivel local y por Ana Padilla, exsenadora y amiga personal. De entre los alcaldes, sólo se vio al de Pájara, Miguel Ángel Graffigna. Por el PSOE, faltó el secretario insular y presidente del Cabildo Blas Acosta, pero acudieron dos consejeros socialistas: Manuel Hernández y Lolina Negrín y el parlamentario Pedro Sosa. No se quedó atrás la representación de Asambleas Municipales de Fuerteventura (AMF) que mandó por delante a la presidenta Sandra Domínguez. Mario Cabrera, secretario insular, y la mayoría de los miembros de la local de Tuineje, empezando por el presidente Juan Alonso, dieron la cara por CC.

Candi Umpiérrez: «Infidelidad calculada»

Presencias y ausencias aparte, dio la casualidad ayer de que la socialista Rita Díaz presidió la mesa de edad junto al nacionalista Martín Cano. Díaz, aparte de socia de gobierno del actual pacto, comparte con Esther Hernández que también arrebató el bastón de mando de Tuineje a CC en dos ocasiones a lo largo de los 40 años de democracia: de 1995 a 1999 y de 2003 a 2004. Con la pérdida del Ayuntamiento del sur, los nacionalistas conservan las alcaldías en los dos extremos del mapa político majorero, La Oliva y Pájara, y gobierna en acuerdo tripartito con dos concejales en Antigua.

La ya exalcaldesa Candi Umpiérrez casi empezó su discurso echando en cara a los firmantes del pacto PP-PSOE-AMF que «fidelidad es lo que has faltado», para a renglón seguido reconocer que «resulta comprensible porque viene de donde viene», refiriéndose a que los ediles de AMF y el PP fueron socios de CC. Al nuevo equipo de gobierno municipal lo calificó como «una confluencia, al fin y al cabo, de unos planes y proyectos urbanísticos de todo tipo con el objetivo de promesas de puestos de trabajo y el afán desmedido de poder de otros». También dio por hecho que la «infidelidad estaba calculada desde el primer día» en referencia a la ruptura del primero pacto de gobierno entre CC y PP que, apenas tres meses más tarde, los populares de Esther Hernández rompieron para ponerla de alcaldesa, para terminar avisando al nuevo grupo de gobierno que «disfruten de la victoria política sustentada en la infidelidad, no se convierta en saqueo».

El discurso de la exalcaldesa dio pie a la réplica de los tres portavoces políticos del PSOE, AMF y PP que afilaron, no tanto contra su labor, sino contra los 31 años de CC al frente de las riendas de Tuineje. «El estado actual de nuestro municipio es reflejo de la inacción de Coalición, que nos ha impedido avanzar revistiéndose de un progreso que ya no engaña a nadie», abrió la veda la socialista Rita Díaz, a la que siguió Sergio Lloret (AMF) que habló de «rumbo continuista de los últimos 40 años, en su mayoría dominados por CC», finalizando asegurando que «estamos sufriendo los desmanes y los chanchullos de CC». Por si fuera poco, el popular Christian Cabrera confirmó que «esto no es una moción de censura contra las personas sino contra Coalición Canaria y su forma de no trabajar por Tuineje».

La nueva alcaldesa Esther Hernández no se subió al carro de las críticas a CC sino que empezó dando las gracias a su familia (que fue cuando se emocionó) y amigas, entre otros, «en estos días de alta crudeza».