Torres pide aplazar el ERE del Oliva Beach

    Cargando reproductor ...
22/02/2020

El presidente del Gobierno de Canarias, Ángel Víctor Torres, ha solicitado este viernes a la cadena hotelera RIU que aplace el Expediente de Regulación de Empleo (ERE) del Hotel Oliva Beach, en la isla de Fuerteventura, previsto para el martes, 25 de febrero, después de que el Ministerio de Transición Ecológica le permita subsanar la licencia.

Torres así lo ha solicitado, en declaraciones a los periodistas, después de apuntar que esta semana ha mantenido una reunión en el Parlamento con el comité de empresa y con trabajadores del Oliva Beach, así como este mismo viernes con representantes sindicales, ya que aseguró que se trata de un tema que «preocupa» porque hay «400 familias que pueden quedar afectadas».

Por ello, consideró que lo «importante» es que el Gobierno de España respondiera al respecto, respuesta que ha recibido este mismo viernes desde el Ministerio de Transición Ecológica, que le han informado de que van a trasladar a «la empresa que ha solicitado la licencia la posibilidad de subsanar la misma, que tiene que ver con las propiedades de los apartamentos».

«Eso significa que la licencia está viva porque si el Gobierno de España traslada la posibilidad de subsanar, es que esta licencia camina. Eso es una buena noticia, sabiendo que es un complejo con expediente», apostilló.

En este sentido, consideró que esta información debería hacer que la empresa «deje para más adelante el ERE, lo aplace e intente subsanar lo que se le está pidiendo desde el Ministerio para ver si se puede conseguir esa licencia o tener el visto bueno» en los aspectos que tiene que otorgar porque «lo importante es que no se pierda ni un solo puesto de trabajo».

Torres admitió que le «produce tristeza que una inversión económica, de bastantes millones de euros, 50 millones, que iba a generar empleo, que se presentó a finales de 2018, hoy en 2020, ni se ha producido la inversión, ni ha generado más empleo, si no que se amenaza con la pérdida del empleo que hoy tiene».

Además, indicó que la isla de Fuerteventura «está pagando un alto precio con respecto a la pérdida de turistas», alemanes principalmente, por lo que consideró que «todos» tienen que «hacer un esfuerzo para llegar a un punto en común».