Tindaya pone a prueba el pacto PSOE-Podemos en el Cabildo

11/09/2019

Los consejeros se reúnen hoy para abordar la postura oficial sobre la obra de Chillida. El presidente Blas Acosta sigue sin pronunciarse en torno al rechazo del consejero Andrés Briansó al proyecto

El proyecto de Chillida para Tindaya podría convertirse en la primera prueba de fuego a superar por el nuevo grupo de gobierno del Cabildo (PSOE-NC-Podemos). Podemos, en coherencia con la postura defendida desde la aparición del partido en el panorama político, lo rechaza, mientras que el actual presidente insular, Blas Acosta (PSOE), siempre lo ha defendido. Mientras, las declaraciones de la semana pasada del consejero de Patrimonio Histórico, Andrés Briansó (Podemos), dando a entender que el Cabildo renuncia al proyecto, siguen sin respuesta desde la presidencia del Cabildo.

En la mañana de hoy miércoles habrá una reunión de trabajo entre los consejeros de los diferentes grupos políticos que conforman el pacto de gobierno y, posteriormente, se realizará una declaración oficial del Cabildo al respecto, según informó a este diario el propio presidente de la Corporación. Acosta añadió, además, que le parece «muy bien» la «declaración personal» del consejero Briansó, y que, al margen de la misma, tiene «muy claro» qué fue «lo que se firmó» en el acuerdo de gobierno, sin concretar nada más en lo que se refiere al proyecto de Chillida. En todo caso, no es la primera vez que un consejero del grupo de gobierno del Cabildo se muestra contrario al proyecto de Chillida: el primero en hacerlo fue Juan Jiménez (PSOE), consejero de Patrimonio Histórico la legislatura pasada y actualmente alcalde de Puerto del Rosario.

Coordinadora Tindaya

Varios representantes de la Coordinadora Montaña de Tindaya dieron una rueda de prensa en la mañana de ayer para «contestar y apoyar una decisión política de la máxima institución insular», según dijo Jesús Giráldez en referencia a la postura del consejero Andrés Briansó contra el proyecto de Chillida. «Nos alegramos de que la institución insular haya iniciado un necesario cambio de rumbo ante la amenaza del proyecto de Chillida sobre uno de los lugares más representativos de nuestro patrimonio natural e histórico», dijo Giráldez. El portavoz de la Coordinadora Tindaya reconoció que, de momento, «el Cabildo no ha hecho una manifestación institucional» contraria al proyecto de Chillida, pero que sí la ha hecho «el máximo representante que tiene las competencias en Patrimonio Histórico», esto es, Andrés Briansó, y que Coordinadora Montaña de Tindaya «apoya la decisión de ese consejero». Sobre el hecho de que el anterior consejero del área, Juan Jiménez, también estuviera en contra del proyecto, Giráldez explicó que, según tienen entendido, ahora «la diferencia es que el asunto de Tindaya forma parte del programa de gobierno, es decir, del pacto firmado entre las fuerzas que gobiernan en el Cabildo y que, en este caso Podemos y me imagino que las otras fuerzas, lo pusieron sobre la mesa, se discutió y está asumido por el Cabildo».

Pese al entusiasmo por la postura de Briansó, Coordinadora Montaña de Tindaya es cauta y pide «dos medidas administrativas indispensables: la nueva delimitación del Bien de Interés Cultural (BIC) que afecta en este caso a toda la montaña y yacimientos adyacentes»; y «la elaboración de un proyecto que culmine en la constitución de un parque arqueológico para aprendizaje y disfrute de residentes y visitantes», dijo Giráldez.