Sin calculadora para las murgas

08/03/2019

Un segundo error en la suma de votos deja sin primer premio de Interpretación a Los Gambusinos en el concurso insular de murgas. Quintillos.com se hace con el primer puesto tras la corrección

Un segundo error en la suma de votos del concurso insular de murgas, celebrado el pasado sábado por la noche en el recinto ferial de Puerto del Rosario, ha dejado esta vez sin el primer premio de Interpretación a Los Gambusinos, murga que recogía la distinción de manos del alcalde Nicolás Gutiérrez al finalizar el citado evento. Tras la corrección del error por parte de la organización, el primer premio de Interpretación es para la murga Quintillos.com, mientras que el segundo pasa a manos de Los Gambusinos y el tercero a Las Revolucionadas.

La Federación Insular de Murgas Majoreras ha informado, a través de su perfil en redes sociales, de que el pasado día 4 de marzo fue detectado «un segundo error en la hoja de Excel que fue utilizada para conocer la clasificación del premio de Interpretación». Y añade que «dicho error se detectaba en al apartado de voces a la hora de eliminar la puntuación mínima según las bases, por lo que arrojaba un resultado erróneo». Una vez subsanado este segundo error, el resultado de la clasificación a la hora de repartir los premios variaba, puesto que «existen dos murgas que igualan en puntuación, por lo que según las bases se acude a la puntuación obtenida en el apartado de letras y es donde se da por ganadora a una de las murgas».

Hay que recordar que en el primer error, también debido a la hoja de Excel utilizada para la suma de votos, fue la murga Las Sangorias la que se quedó sin el primer premio de Presentación, que pasó a Las Revolucionadas. Tras corregirse este primer error, la clasificación final en el premio de Presentación quedaba de la siguiente manera: el primer premio para Las Revolucionadas; el segundo para Los Gambusinos; y el tercero para Quintillo.com; mientras que la murga afectada, Las Sangorias, pasaba al cuarto puesto. Tras darse a conocer este primer error, Las Sangorias entregaron el primer premio que habían recogido al finalizar el concurso insular de murgas y anunciaron que abandonaban la Federación Insular de Murgas Majoreras, a cuya actual directiva responsabilizaban de lo sucedido por no haber realizado todas las comprobaciones pertinentes para garantizar que los resultados que se hicieran públicos fueran los correctos.