Riu retrasa el ERE del hotel Oliva Beach hasta el próximo 30 de abril

28/02/2020

Trabajadores y empresa esperan que, en el plazo de dos meses, el Ministerio de Transición Ecológica termine de desbloquear la licencia de obras y corregir las deficiencias detectadas

Hasta el 30 de abril, Riu retrasa el inicio del Expediente de Regulación de Empleo (ERE) que ayer mismo iba a empezar a aplicar a los casi 400 trabajadores del hotel Oliva Beach, en Corralejo. Este aplazamiento, al que la empresa y el comité de empresa llegaron de mutuo acuerdo, obedece al desbloqueo de la licencia de reforma en el Ministerio de Transición Ecológica, que ha solicitado la subsanación de una serie de deficiencias del proyecto inicial presentado en diciembre de 2017.

Félix Casado, consejero directivo de Riu en Canarias, confirmó ayer a la puerta del Oliva Beach que la suspensión temporal del ERE es «fruto de la intervención del presidente canario Ángel Víctor Torres», que consiguió el viernes pasado que el Ministerio iniciara la tramitación del expediente para autorizar las obras de modernización del establecimiento turístico inaugurado en 1977 y «que llevaba paralizado y sin respuesta desde hace más de dos años». El viernes, Riu recibió la primera notificación en la que la Transición Ecológica solicita la subsanación de una cuestión formal, que la empresa «espera contestar en los próximos días».

Mesa de técnicos

La cadena hotelera ha solicitado al presidente regional que interceda para que se forme una mesa de técnicos en Madrid con el Ministerio, y la intermediación del Gobierno de Canarias. Esta comisión técnica tendrá por objeto «resolver cualquier duda, conocer los reparos del Gobierno central e identificar los puntos del proyecto presentado que necesitan ser modificados para que podamos corregirlos de inmediato».

El responsable de Riu en Canarias apuntó que es el Ministerio el que debe buscar «una salida pertinente» al expediente de modernización del hotel «y desbloquear esta situación por el beneficio de los casi 400 puestos de trabajo que están en entredicho». Casado se mostró «optimista» que, con la intervención del presidente Ángel Víctor Torres, se llegue «a una resolución positiva», a lo que añadió que «después de dos años, se ha abierto una ventana, una posibilidad de solución».

Sobre las deficiencias detectadas por el Ministerio en el expediente de las obras de modernización y que Riu debe subsanar, el consejero directivo aclaró ayer «lleva dos años ya con estos temas que son solucionables en Costas».».

«Ultima bala que nos queda»

«Es la última bala que nos queda» anunció ayer Olegario Umpiérrez, presidente del comité de empresa, refiriéndose al desbloqueo de la licencia de obras. «Antes del 30 de abril, tiene que haber una solución», por eso pide al presidente Ángel Víctor Torres que lo posibilite a través de los técnicos del Ministerio y de la cadena propietaria.

Ahora le toca a los trabajadores «presionar» a los políticos. Además, el comité de empresa elegirá a un técnico que formara parte de la mesa que la Riu quiere formar con el Ministerio.

Umpiérrez Figueroa terminó solicitando otra vez «una solución, de una vez por todas, una solución».