La Asociación Majorera por la Salud Mental (Asomasamen) se va a beneficiar de los tapones de plástico que Puertos Canarios recoja en el muelle de Corralejo.

Los ciudadanos podrán depositar desde esta semana sus tapas de plástico en la escultura que se localiza en el muelle de Corralejo y que forma parte de la campaña Puertos Solidarios emprendida por el Gobierno de Canarias. La campaña en su conjunto nace con el propósito de extenderla al conjunto de los puertos de titularidad autonómica, comenzando con el puerto del norte majorero, pero el ente público ha planificado instalar nuevas esculturas, de similares características, en el resto de infraestructuras portuarias de manera progresiva.

Esta es la primera escultura de las cuatro que se instalarán en aquellos puertos de mayor tráfico de pasajeros y cuya integración en el municipio permita un notable éxito en la recogida de estos tapones, como es el caso de Corralejo, por donde pasan cientos y cientos de pasajeros que transitan entre Fuerteventura y Lanzarote.

300 kilos

La escultura, que cuenta con una capacidad para albergar 300 kilogramos de tapones, ha sido diseñada y construida por el herrero canario Moisés Afonso, natural de Icod de los Vinos, que ha sido Premio Nacional de Herrería en 2017 e igualmente ha sido galardonado con otros reconocimientos a nivel nacional e internacional. Forjada a mano con una aleación de acero capaz de soportar los efectos de la sal marina de los puerto, sus dimensiones de la escultura son de 1,5 metros de alto, tres metros de ancho y un fondo de 40 centímetros.

Manuel Ortega, director de Puertos Canarios, destaca que, de forma paralela al programa de obras de accesibilidad que hemos impulsado en las infraestructuras portuarias para hacerlas inclusivas sin distinción, «hemos querido extender la acción y cooperar con las personas con discapacidad que no cuentan con suficientes recursos económicos. El ente público está comprometido con la causa y esperamos que la recogida sea todo un éxito».

En realidad, los tapones recolectados no van destinados directamente a Asomasamen, sino que primero llegan a manos de la asociación Iraitza, una organización sin ánimo de lucro de Canarias dedicada a la recogida de estos residuos para ayudar a personas con discapacidad y escasos recursos para afrontar los gastos de tratamientos especializados. En el caso de Fuerteventura, Iraitza trasladará lo recaudado a Asomasamen, que surge en el año 2001 en Fuerteventura por iniciativa de un grupo de familiares de personas con enfermedad mental.

El último eslabón de la cadena solidaria es la empresa de reciclaje Martínez Cano, que colabora con la asociación Iraitza y que se encargará de comprar los tapones al colectivo majorero.

  • 1

    ¿Está de acuerdo con que los trabajadores de Sanidad puedan jubilarse a los 60 años sin mermas retributivas?

    Sí.
    No.
    Ns / Nc.
    Votar Ver Resultados