Puerto del Rosario da por erradicados los símbolos franquistas

14/02/2019

La Dirección General para la Memoria Histórica exige al Consistorio acreditar «la no existencia» de vestigios de la dictadura. El Ayuntamiento descarta que queden escudos, insignias o placas

El Ayuntamiento de Puerto del Rosario «acredita» que, de acuerdo a la Ley de Memoria Histórica de 2007, «no existe» en el municipio, al menos de «manera consciente» por parte de la corporación local, «ninguna simbología de exaltación a la sublevación militar que dio lugar a la cruenta guerra civil y la dictadura franquista posterior en este país». Así lo asegura el Consistorio capitalino en un escrito firmado por el alcalde, Nicolás Gutiérrez, y remitido el pasado 8 de febrero al director general para la Memoria Histórica, Fernando Martínez, en respuesta a una petición de este último, con fecha de 24 de enero de 2019, solicitando la acreditación de la «no existencia de simbología de exaltación» en el municipio, en referencia a «escudos, insignias, placas y otros objetos o menciones conmemorativas de exaltación de la sublevación militar y represión de la dictadura». ​

El alcalde de Puerto del Rosario manifiesta en su misiva su «sorpresa por la comunicación recibida», ya que, desde la aprobación de la Constitución en 1978, este ayuntamiento «ha sido pionero en la retirada de cualquier referencia» franquista. «Desde los primeros años de la democracia comenzaron a sustituirse las principales calles de la ciudad, adoptando nombres como Avenida de la Constitución en sustitución de Circunvalación, primero, y Carrero Blanco, después; o Primero de Mayo sustituyendo al antiguo nombre de Generalísimo Franco». Gutiérrez añade, además, que en la actualidad en el callejero de Puerto del Rosario se reconoce a «represaliados del antiguo régimen, a los sindicatos, a los que fueron presidentes de la II República, a insignes personajes de la lucha por las libertades...», entre otros.

La calle García Escámez se mantiene

En su respuesta a la Dirección General para la Memoria Histórica, el alcalde de Puerto del Rosario, Nicolás Gutiérrez, reconoce la permanencia de una calle a nombre de García Escámez, realidad que «obedece a su papel como general de las Islas Canarias durante la etapa conocida como Mando Económico de Canarias, orientada al desarrollo de las islas». El regidor municipal recuerda que se atribuyen al general García Escámez varios proyectos, como «la primera promoción de viviendas sociales de la Barriada del Carmen», y haber jugado «un papel decisivo en la construcción de la presa de Los Molinos y del pueblo de Las Parcelas, en una época de posguerra durísima para la población de las islas y de Fuerteventura en particular». En este sentido, «el arraigo que dejó su obra en una amplia capa de la sociedad majorera posiblemente ayudaron a su incuestionabilidad en el callejero». ​

Por tanto, el Ayuntamiento capitalino no considera que el nombre de la calle García Escámez suponga un reconocimiento al franquismo, si bien tampoco rechaza «que se reconsidere su sustitución si esta Dirección General o instancias superiores así lo considerasen».

Taller de Memoria Histórica

Esta legislatura, el Ayuntamiento ha recogido en sus presupuestos partidas para el Taller de Memoria Histórica, cuyo fin era realizar trabajos de investigación sobre historia local. En el marco de dicho taller se ha escrito el libro Las 56 viviendas: Memoria de un barrio 1957-2017.