Palear «sin estar de espaldas al mar»

10/09/2018

Antonio Salmerón, delegado insular de la Federación Canaria de Piragüismo y pionero de este deporte en la isla, reclama más apoyo institucional en lo relativo a infraestructuras y material

El piragüismo aparece como consecuencia de la necesidad del hombre, desde sus orígenes, de dominar un elemento tan hermoso como el agua, y Fuerteventura, rodeada de mar, tiene un indudable atractivo para practicar este deporte que, además de ser una actividad saludable y variada, permite disfrutar de los insospechados secretos de las calas y los rincones más recónditos de la costa majorera.

Antonio Salmerón, delegado Insular de la Federación Canaria de Piragüismo, estuvo compitiendo con el Club Náutico Gran Canaria hasta el año 76. Luego, el piragüismo en Canarias daría un bajón en los años posteriores y Salmerón se mudaría hasta tierras majoreras para, en 1988, inaugurar un curso de iniciación en esta modalidad deportiva con el Club Deportivo Herbania. Así, comenzaría en la isla a ser una actividad deportiva federada.

Sin representación. Cuando el club Herbania empieza a funcionar como club de piragüismo en los 90, «conseguimos que el Cabildo hiciera una pequeña escuela náutica en el rinconcito que estuvo tantos años en la entrada del muelle comercial, siendo también la sede de la federación. Y ahí es donde empieza nuestra colaboración con la Corporación Insular, la cual crea después el Centro Náutico Insular, que cede sus instalaciones a delegaciones, federaciones y clubes para eventos ocasionales, pero donde ninguna tiene representación».

«Contamos con la ayuda inestimable del Cabildo Insular pero, al demoler la escuela de vela, veíamos la actividad por tierra tirada. Autoridad Portuaria y el Cabildo llevan años intentando llegar a puntuales acuerdos para ver si algún día no estamos de espaldas al mar y podemos tener todos los clubes, asociaciones y federaciones unas instalaciones con acceso al mar para poder entrenar, además de materiales».

La vuelta en kayak, que se lleva celebrando 20 años, tiene también otros problemas, pues «se ha ido perdiendo la ilusión por este evento tan importante a nivel de Canarias».

En Fuerteventura se realizó en los 90 el primer Campeonato Escolar de Piragüismo en la Presa de Los Molinos, con la participación de escolares de las otras islas.

Empezaron a entrenar a piragüistas jóvenes en el 88, y «a día de hoy hay cinco clubes náuticos, algunos palistas son los mejores de España en kayak de mar, cuatro medallas de oro y de plata, seis de bronce en los campeonatos de España, además de siete títulos regionales por parte de los clubes majoreros. Durante cinco años consecutivos, desde 2005 hasta el 2010 aproximadamente, los clubes majoreros han sido campeones de Canarias y, a nivel nacional, el club Herbania tiene tres títulos nacionales. A día de hoy, hay un gran nivel deportivo, con cuatro palistas majoreros campeones de España».

De hecho, este fin de semana, los días 15 y 16, competirán en el Campeonato de España de Kayak de Mar de Castellón, en Barcelona, tres palistas que representarán a la isla: Raúl Salmerón, Norberto Cabrera y Jonay Nazario Rodríguez.

«La isla de Fuerteventura es maravillosa para cualquier tipo de actividad náutica, con una gran calidad y riqueza de agua, donde cada rincón tiene su encanto y particularidad».

A pesar de ello, «deberían de darle más divulgación a la náutico. Por ejemplo, después de la Semana Azul, deberían aprovechar una continuidad de los más jóvenes sobre todo en los diferentes clubes. Ir pasando la pelota»