La isla acoge a los inmigrantes a través de Cruz Roja, la Misión Cristiana Moderna y el Cabildo, que los aloja en el albergue de Tefía

10/01/2020

Catalina García / Puerto del Rosario La decisión de reabrir el Centro de Internamiento Breve (CIE) de El Matorral, en el municipio de Puerto del Rosario, es «absolutamente necesaria» a la vista del reavivamiento de la llegada de pateras a Fuerteventura de la que la isla fue testigo de 2002 a 2006. Lo confirma Domingo Fuentes, director insular de la Administración General del Estado, que da fe del «desbordamiento» actual de los efectivos de la Guardia Civil y la Policía Nacional en una isla que, con el CIE cerrado, carece de plazas de acogida de estas personas inmigrantes de los que se están ocupando «de forma generosa» Cruz Roja, el Cabildo majorero en el albergue de Tefía y la Misión Cristiana Moderna en su sede de Risco Prieto.

La Dirección Insular de la Administración General del Estado confía en que los técnicos del Ministerio del Interior evalúen el estado actual de las instalaciones del CIE de El Matorral hoy mismo, viernes, o a principios de la próxima semana a más tardar. «Tenemos que reabrirlo cuanto antes y en las condiciones actuales, no en las de la primera oleada de pateras de 2002 a 2006». En este sentido, recalcó que «hoy, este centro no reuniría las condiciones de un CIE».

La reapertura de las instalaciones de El Matorral, que están dentro del campamento militar Valenzuela, supondrá «un alivio para las embarcaciones que arriban a toda Canarias y no sólo a Fuerteventura ya que se trata de un centro de internamiento con una gran capacidad».

Tras la llegada de las últimas pateras, entre ellas la de Las Playitas de este miércoles por la noche, «nos estamos viendo y deseando para conseguir ubicar a estas personas», reconoce Fuentes Curbelo. De los menores se ocupa el Gobierno de Canarias, pero para alojar a estos ciudadanos extranjeros adultos «vamos tirando de Cruz Roja, que se hace cargo de las madres y sus bebés; y la Misión Cristiana Moderna y el Cabildo, de los adultos».

Los ayuntamientos de La Oliva y Antigua también se han ofrecido a ocuparse de estas personas en caso de emergencia humanitaria, «que son dos palabras claves que corresponden a esta situación que de nuevo se está produciendo».

Entre mujeres y hombres, Domingo Fuentes asegura que ahora mismo han arribado más de 400 personas en patera.