La piscina ‘natural’ volverá a tener vida

07/03/2019

El proyecto se completa con un paseo marítimo de tarimas de madera, construido desde la citada zona de baño en dirección norte hasta el Herbania. El Ayuntamiento de Puerto del Rosario confía en que las obras estén acabadas antes del próximo verano

La conocida como piscina natural de Puerto del Rosario, sita en el barrio de El Charco, aproximadamente en la trasera de la residencia militar, podría recuperar su antiguo esplendor dentro de unos pocos meses, quizás para el verano. La Concejalía de Obras, Parques, Zonas Verdes y Educación del Ayuntamiento de Puerto del Rosario, que dirige Carlos Rodríguez, rehabilitará este espacio de ocio en el marco de un proyecto más amplio. «El objetivo es rehabilitar la piscina y hacerla útil para el baño, minimizando los riesgos de posibles accidentes ante las subidas y bajas de marea en una zona que, además, es muy resbaladiza», explica el concejal del área.

La piscina natural, que en tiempos pasados fue un punto de encuentro para los vecinos de la capital, se halla prácticamente en ruinas desde hace varias décadas. «Ahora mismo está muy deteriorada: hay piedras en el fondo, a veces entra agua y otras veces no, no tiene ningún tipo de protección y partes de los muros están caídas. También hay que redondear los bordes de los muros para evitar que los usuarios se hagan daño», dice Rodríguez.

La rehabilitación y puesta en uso de la piscina se enmarca en el desarrollo de un proyecto más ambicioso, que, en este caso sin sentar un bloque, consistirá en ampliar el paseo marítimo. Actualmente ya existe un pequeño tramo de paseo urbanizado desde el entorno del muelle comercial hasta la piscina natural, pero el mismo, de apenas unos metros de ancho, no ha podido avanzar más hacia el norte debido a la existencia de propiedades sobre zonas de servidumbre o directamente sobre dominio público marítimo-terrestre.

Desde la piscina en dirección norte hacia el Herbania -o viceversa-, aunque se puede avanzar andando hay que hacerlo sobre suelos sin urbanizar. Ahora, el citado proyecto incluye un paseo marítimo construido sin echar cemento: se instalarán tarimas de madera desde la piscina hasta pasada la esquina del Herbania, si bien no llegarán hasta los hornos de cal -zona actualmente inmersa en otro proyecto de rehabilitación- debido a la existencia de un inmueble cerca del mar que impide el avance del paseo.

La avenida marítima de tarimas de madera tendrá un largo de aproximadamente unos 320 metros y un ancho de cuatro metros. El proyecto se ha adjudicado a la empresa Obras Públicas Canarias por unos 237.000 euros. La instalación de las tarimas tiene una autorización administrativa de Costas para un año, si bien el pleno del Ayuntamiento de Puerto del Rosario ya ha solicitado que se amplíe a 50 años.

Las obras, tanto de la piscina como del paseo marítimo de tarimas, tienen un plazo de ejecución de apenas un mes y medio desde el comienzo de las mismas. El tramo afectado se embellecerá además con zonas ajardinadas, bancos para sentarse y pérgolas para los días de mucho calor.

  • 1

    ¿Perjudicará a los pequeños propietarios de apartamentos el proyecto de ley turística que prepara el Parlamento canario?

    Sí.
    No.
    Ns / Nc.
    Votar Ver Resultados