La Film Commission crea la primera guía de rodaje

19/01/2018

Fuerteventura es una isla de cine y se puede comprobar con los grandes rodajes que se han producido hasta ahora. El Cabildo, Gesplan y los ayuntamientos trabajan en la redacción de una guía de rodajes, un documento que unifique los permisos necesarios referentes a la grabación de películas, programas de televisión, anuncios publicitarios, etc.

La consejera de la Film Commission en Fuerteventura, Edilia Pérez, el presidente Marcial Morales y la consejera delegada de Gesplan, Beatriz Calzada, celebraron ayer su primera reunión con los representantes de cada ayuntamiento para abordar la redacción de una ordenanza reguladora de rodajes que vayan a desarrollarse en Fuerteventura.

Esta ordenanza reguladora es, según Edilia Pérez, un documento que va a unificar la normativa y los permisos, que tanto los ayuntamientos como los diferentes departamentos del Cabildo emiten a la hora de autorizar los rodajes que están presentándose cada vez más en la isla, con el único objetivo de agilizar el trámite a todas aquellas productoras que quieran rodar aquí. La responsable de la Film Commission agradeción al Gobierno de Canarias que les haya puesto a disposición a Gesplan, «aprovechando que ellos tienen todo el conocimiento sobre la normativa referente a la Ley del Suelo para poder redactar este documento».

Por su parte, el presidente del Cabildo destacó que «en muchas ocasiones, la maraña administrativa pone una serie de dificultades y, en esa dirección, ayuntamientos y primera institución majorera se ponen de acuerdo para facilitar los trámites a quien quiera rodar en Fuerteventura y que tengan las mayores facilidades posibles dentro de la legalidad». La consejera delegada de Gesplan, Beatriz Calzada añadió que esta guía es un «marco normativo para dar seguridad jurídica tanto a las productoras como a las propias administraciones de cada municipio».

Cuidar el territorio

Para la Fuerteventura Film Commission, los ayuntamientos son «conscientes de la importancia de cuidar el territorio y los espacios naturales protegidos, así como de promocionar las ventajas del municipio como escenario natural para rodajes» Por ello, esta actividad cinematográfica debe ser regulada al objeto de proteger el territorio.