La artesanía como feria de los sentidos para 5.000 escolares

10/05/2019

El tambor suena así y todos los niños escuchaban atentamente, los alumnos de más edad preferían hacer sonar el sonido más agudo de los pitos de caña, mientras otros jugaban con las cintas de colores, olían los jabones de leche de cabra, seguían los contornos de las vasijas de cerámica o tocaban la tela de los dinosaurios o las empleitas de los cestos de palma. Los 5.000 escolares recorrieron ayer por la mañana con los cinco sentidos la 32ª Feria Insular de Artesanía, que organizan el Ayuntamiento de Antigua y la fundación cultural Mafasca, en colaboración con el Cabildo Insular y el Gobierno de Canarias.

Junto a la venta asegurada de cientos de pequeños detalles de regalo al precio máximo de cinco euros para estos escolares, la jornada estuvo amenizada por las actuaciones musicales del grupo infantil Voces del Callejón, la asociación Adisfuer. Ya por la tarde, y con los mayores como principales visitantes, actuaron la agrupación folclórica Mafasca y el grupo Timbeque.

El Ayuntamiento de Antigua organizó para los menudos visitantes de la mañana de ayer un taller de palma impartido por la artesana María Hernández. «Unos como afición, algunas como posible alternativa de trabajo, en cualquier caso, su entusiasmo ha dado como resultado cestos redondos, bolsos, esteras, cerones, esportones, petacas, escobas, incluso, hay quien se ha atrevido a innovar, aunque siempre hemos partido de la técnica tradicional básica», describió la artesana tras el paso de la tropa de los escolares.

No hay que olvidar que el Ayuntamiento de Antigua dedica su expositor institucional a exponer los trabajos de este taller de palma, organizado gratuitamente por la Concejalía de Cultura. «Son los propios alumnos y alumnas participantes quienes se encargan de hacer demostraciones al público asistente sobre cómo trabajar y trenzar la palma hasta formar las empleitas».

Como cada año, desde la organización se recuerdan los beneficios de hacer uso de la llamada guagua de la artesanía que, en horario continuo, traslada a los visitantes desde Antigua casco hasta el recinto ferial y viceversa, evitando a los conductores tiempos de espera para aparcar su coche en el parking habilitado en torno a la muestra que, en las horas punta, se queda pequeño y resulta más incómodo.