Inserta Emplea ayudará a discapacitados a tener un empleo

27/08/2018

El 29 de agosto, la Fundación ONCE viaja hasta la isla para facilitar a estas personas en situación de desempleo la búsqueda de trabajo y también un acceso a formación adecuadas a su perfil profesional a través de Por Talento

ETIQUETAS:

La mayoría de personas discapacitadas residentes en la isla majorera, al terminar sus estudios a los 21 años, límite de permanencia que establece la Lomce, no encuentran un empleo adecuado a su perfil profesional. Por ello, este próximo miércoles día 29 de agosto, la Fundación ONCE, a través de Inserta Empleo, viajará hasta la isla para facilitar a estas personas o aquellas con alguna incapacidad laboral y en situación de desempleo, el acceso a formación y a ofertas de trabajo.

Inserta Emplea funciona, así, como un intermediario entre la empresa y el demandante, y tiene sus oficinas en Las Palmas de Gran Canaria, Santa Cruz de Tenerife y Arrecife.

Quienes deseen conseguir este acceso a formación y a ofertas de trabajo, deberán registrase en la web de www.portalento.es, la plataforma de gestión de empleo para personas con discapacidad, y este miércoles se realizarán algunas entrevistas a quienes se hayan registrado previamente. Una vez registrados, los usuarios deben llamar al 928433468 y pedir su cita para ese día. «Intentamos presentar a la persona que pueda desempeñar el empleo acorde a las expectativas que solicite el empresario», cuenta Guayarmina Albarracín, de Inserta Empleo. Y, además, van realizando cursos adaptados a medida que van viendo las necesidades de las empresas. «Ofrecemos, también, una beca de transporte de 8.98 euros por día».

2% de la contratación. La Ley general de derechos de las personas con discapacidad y de su inclusión social establece que toda empresa pública o privada con 50 o más trabajadores tiene que reservar el 2% de su plantilla para la contratación de este tipo de personas. «Y se están dando pasos cada vez más gigantescos, no sólo por cumplir con la ley, sino también por las sanciones que se están imponiendo por incumplirlas. El Gobierno de Canarias está aplicando, a día de hoy, más presión sobre las empresas para que de verdad cumplan con la ley de contratar al 2% de discapacitados».

Inserta Emplea da servicio a todo tipo de discapacidad y rango de edad. Sin embargo, «se está potenciando cada vez más el empleo juvenil, personas de entre 16 y 30 años, dentro de un proyecto juvenil de Europa. Por ello, se intenta que el joven formado, se inserte, y el que no, se forme».

Oportunidad para quienes se topan con muchas barreras en el camino. Entre los cursos de formación que se imparten en Por Talento destaca el de monitor de comedor escolar, manipulador de alimentos, de competencias digitales, cajero, auxiliar de transporte adaptado, operario de mantenimiento de edificios, operaciones básicas de cocina o asesor de ventas, entre otros muchos.

«Con todo ello, hay una oportunidad para todas aquellas personas discapacitadas a las que muchas veces se le ponen obstáculos por delante y, en muchos casos, son barreras que pone la mente de otras personas», comenta Guayarmina.

«Aún así, cada vez son más las empresas que quieren contratar a ese tipo de personas y de todo tipo de perfiles. No hay que ponerle vallas al campo, pues nos sorprenderíamos de la capacidad que tienen muchos discapacitados para desarrollar un puesto y hacer dignamente su trabajo y con unos resultados muy positivos».

Beneficios de contratación. Al tener menos facilidades para acceder al mercado laboral, las personas con discapacidad tienen una gran motivación a la hora de trabajar y, además, las ventajas económicas para las empresas van desde bonificaciones en la cuota de la Seguridad Social, deducción del Impuesto de sociedades hasta subvenciones.

«Quizás por una mayor industria en las islas más grandes y pobladas, haya mayor demanda del 2% en las empresas, pero también, a veces, es una ventaja vivir en una isla pequeña como es Fuerteventura, ya que siempre hay trabajo, y en las islas mayores hay más competencia. No lo veo como un hándicap, sino como una ventaja».