Graffigna encabeza el cambio político en Pájara tras 16 años del PSOE

17/06/2019

Coalición Canaria se pone al frente de los dos municipios más turísticos de la isla: La Oliva, donde repite Isaí Blanco; y Pájara, donde Miguel Ángel Graffigna desaloja al PSOE

Catalina García / Pájara

Tras cuatro legislaturas de hegemonía del PSOE, Pájara cambió ayer de rumbo político con la elección de Miguel Ángel Graffigna (Coalición Canaria) como alcalde. El nacionalista, que no es nuevo en estas lides puesto que fue consejero del primer Cabildo majorero en democracia, contó con los siete apoyos de CC, los votos de los tres concejales de Nueva Canarias-AMF y los dos del Partido Popular (PP).

A la alcaldía se presentaron tres candidatos: el socialista y alcalde durante 16 años, Rafael Perdomo, que consiguió el mayor número de votos en los comicios locales del 26 de mayo; Graffigna; y Rodrigo Berdullas, de Unidas Podemos, quien después no se votó a si mismo sino que levantó la mano para apoyar al socialista.

Tras su elección, el nuevo alcalde de CC anunció que no se liberará por el Ayuntamiento sino que mantendrá su condición de jubilado y que la modernidad «que buscamos para Pájara no será a partir de ahora sólo tecnológica y administrativa sino que es, sobre todo, aplicada a los servicios a los vecinos: no hay modernidad si se gestiona de espaldas a los ciudadanos». Miguel Ángel Graffigna aseguró sentirse «muy ilusionado por el equipo humano que me acompañará en esta legislatura y que estoy segura realizaremos juntos una gran labor en este Ayuntamiento trabajando para los vecinos, con independencia de los partidos políticos».

Con aquella primera experiencia en el primer Cabildo de Fuerteventura en democracia, el nuevo alcalde de Pájara pretende «intentar recuperar este Ayuntamiento con un programa de gobierno que esperamos cumplir y responder a las demandas de los vecinos».

El nuevo alcalde nacionalista apuntó a que el nuevo equipo de gobierno municipal acabará con «el mal endémico» de la redacción y la aprobación del Plan General de Ordenación, «que parece que ya está apunto de resolverse y que será la herramienta indispensable para planificar y para dar seguridad a nuestros inversores».