Fuertevidorra enseña los colores de la Maxorata

    Cargando reproductor ...
11/03/2019

Desde hace cuatro años, Enmanuel Morales Schmidt es el rey de las redes sociales con sus fotos y vídeos con dron. Su último trabajo alcanza más de un millón de visualizaciones

Turquesa en los charcos, verde en las gavias, negro en los filos del malpey, blanco en la calidez del jable, canelo en el dorso de las montañas y amarillo en la epidermis de las dunas: con esos colores se expresa Enmanuel Morales Schmidt en sus fotografías y vídeos de Fuerteventura realizados a vista de dron. Desde hace unos cuatro años y bajo el nombre de Fuertevidorra, cuelga en las redes sociales imágenes de paisajes que comparten miles de seguidores, sin ir más lejos su último vídeo de la isla completa ya va por más de un millón de visualizaciones.

Por ahora es una afición, pero a Enmanuel (Puerto del Rosario, 1986) le gustaría vivir algún día de sus paisajes captados por el dron. Guía turístico de profesión, se inició en la fotografía con 31 años para poder enseñarle a su hermano Alexis el día a día de Fuerteventura mientras estudiaba en Madrid y Berlín. «Sentía nostalgia por la isla y empecé a mandarle imágenes casi diarias de cómo estaba Fuerteventura, como una manera de decirle que ojalá estuviera aquí». Pronto saltó a las redes sociales y fue el primero en sorprenderse en la repercusión de su trabajo que se mide en me gusta y fotos y vídeos compartidos.

Con ese mismo objetivo de mostrar los colores de la isla y de provocar las ganas de estar en la Maxorata sin ningún ánimo de lucro , aún continúa colgando imágenes en su página pública de Facebook. Entre sus paisajes, destaca su afición por el turquesa de la costa y el marrón del interior. De entre todos los rincones, más o menos conocidos, que ha captado, se queda con dos lugares de costa: la playa de los Ojos en la punta de Jandía y el Roque del Moro, en el parque natural situado en Pájara.

Detrás de su vídeo compartido más de un millón de veces, el de la isla al completo, hay muchos vuelos de dron, muchas tomas a seleccionar, muchas búsquedas de la mejor luz que saca los colores con los que se expresa. Piloto oficial de dron, también sabe de días en que todo sale al revés: «no cuadra la luz, hay mucho viento y te vuelves a casa sabiendo que has hecho un trabajo que no se puede ni retocar en casa».

De 12 a 20 megapixeles

Además del apoyo en las redes sociales a su trabajo, Enmanuel Morales le gustaría tener el reconocimiento institucional o empresarial a sus imágenes. «Me gustaría que los vídeos y las fotos se mostraran en una feria turística o similar porque creo que reflejan fielmente Fuerteventura».

Este fotógrafo empezó haciendo fotos de paisajes con el móvil y luego dio el salto a los drones y las cámaras de fotos. El primer dron tenía una autonomía de 20 minutos y doce megapíxeles de resolución. El último vuela 32 minutos durante los que capta imágenes de 20 megapíxeles. Durante estos casi cuatro años, Enmanuel ha sido autodidacta: «todo lo que he aprendido en tutoriales de youtube y fijándome en las imágenes colgadas en las redes sociales».

Para la intimidad de la familia se reserva los retratos porque, entre otras razones, «el paisaje no se queja y es más fácil de fotografiar que la gente», y se ríe. Cuando le deja su trabajo, lanza el dron sobre Tenerife y Lanzarote en busca de otros colores con los que expresar el paisaje.

  • 1

    ¿Perjudicará a los pequeños propietarios de apartamentos el proyecto de ley turística que prepara el Parlamento canario?

    Sí.
    No.
    Ns / Nc.
    Votar Ver Resultados