El PSOE denuncia que se ponga en riesgo al pasaje del ‘Balmoral’

04/12/2018

El parlamentario Iñaki Lavandera pide la dimisión del consejero regional de Transportes, Pablo Rodríguez, por «tropezar dos veces con la misma piedra» y dar «mala imagen para Gran Tarajal»

Los pasajeros del crucero Balmoral, que el pasado domingo disfrutaron de una jornada de turismo en Gran Tarajal, podrían haberse visto «en una situación de riesgo», porque, a día de hoy, dicho puerto no reuniría las condiciones de operatividad idóneas ni los servicios necesarios para el atraque y desatraque de cruceros de grandes dimensiones. «Autorizar el atraque sin contar con servicios de remolque y practicaje de un buque de esas dimensiones no se puede calificar de otra manera que de irresponsable e incompetencia», asegura a este diario Iñaki Lavandera, parlamentario del PSOE en la Cámara regional por la isla de Fuerteventura.

El Balmoral, con unos 218 metros de eslora y aproximadamente unos 1.000 pasajeros y 560 tripulantes a bordo, atracó en el muelle de Gran Tarajal el pasado domingo a primera hora de la mañana con la intención de permanecer en ese puerto solo hasta las 14.00 horas. Muchos turistas se bajaron del barco y disfrutaron de una mañana de paseo en el entorno de la encantadora playa de gran Tarajal. Sin embargo, la jornada turística se alargó algo más de previsto porque el buque tuvo que acabar haciendo noche en el muelle ante la falta de seguridad para realizar las maniobras de desatraque en el puerto. No sería hasta el lunes por la mañana, cuando había llegado un remolcador procedente del muelle de Puerto del Rosario, que el crucero Balmoral pudo abandonar el puerto de Gran Tarajal sin ningún riesgo tanto para los pasajeros y la tripulación como para el propio buque.

Lo visto el pasado domingo en Gran Tarajal es para el diputado majorero Iñaki Lavandera una temeridad, que, como ocurrió con el desastre de las gabarras a finales del pasado mes de febrero, también podría haber acabado mal. «Todos tenemos el objetivo compartido de generar actividad en el puerto, en especial con cruceros, pero otra cosa es forzar una situación a cambio de lavar la cara. Han vuelto a generar una situación de riesgo y debería dimitir el vicepresidente [Pablo Rodríguez], capaz de volver a tropezar dos veces con la misma piedra y en esta ocasión poniendo en riesgo la vida de personas y, evidentemente, generando una mala imagen para el puerto de Gran Tarajal», denuncia Lavandera. El grupo parlamentario socialista exigirá explicaciones en la Cámara canaria, además de «la copia del expediente de autorización de atraque», añade al respecto Lavandera.

Salvo cambios en la programación por parte de la naviera Fred Olsen Cruise Lines, el buque Balmoral volverá a atracar en el puerto de Gran Tarajal el próximo día 28 de diciembre, tal y como se ha anunciado desde el ente público Puertos Canarios, así como el día 14 de enero de 2019. Por otra parte, el buque Braemar, con 199 metros de eslora, también atracará en el puerto de Gran Tarajal el 26 de abril y el 4 de noviembre de 2019.

El LIC como problema

El grupo socialista en la Cámara regional ha presentado una enmienda a los presupuestos canarios de 2019 por 150.000 euros «para que se encargue el proyecto» del muelle de Gran Tarajal, que sería el «paso previo a la construcción de la necesaria ampliación y abrigo del puerto». Hay que recordar, sin embargo, que esta zona del litoral esta afectada por la figura de protección Lugar de Interés Comunitario (LIC) y, por tanto, la UE tendrá que dar autorización.