El módulo de hospitalización se finalizará antes que el búnker

06/02/2019

Las obras de ampliación del Hospital General comenzaron hace dos semanas y concluirán en septiembre de 2020. Al tratarse de un proyecto por fases, primero se levantará el menos complicado

Catalina García / Puerto del Rosario

Por tratarse de un proyecto dividido en módulos, la ampliación del Hospital General de Fuerteventura concluirá en distintos plazos según el grado de dificultad de ejecución: primero, la parte de hospitalización; quedando para más tarde el búnker oncológico. «En tiempo», asegura Tomás Pérez, director insular de Salud, transcurren los trabajos que arrancaron hace dos semanas y que finalizarán en veinte meses al completo.

Pérez Moreno se adjudicó esta obra de ampliación del Hospital General por 7,7 millones de euros, sin IGIC, que concluirá en septiembre de 2020. La cronología de los trabajos arranca el 17 de diciembre con la firma del acta de replanteo y continuó al día siguiente con las reuniones de coordinación de la prevención de riesgos laborales y del vallado, aunque la intervención directa de la empresa adjudicataria con maquinaria tuvo lugar hace dos semanas.

Como ya había adelantado el consejero regional de Sanidad, José Manuel Baltar, la obra concluirá por módulos y según su grado de dificultad de ejecución. Por eso, la hospitalización verá antes la luz por tratarse de una obra «relativamente sencilla», según palabras del director de área de Salud, que el búnker oncológico. En estos momentos, se realizan las obras de aislamiento del centro hospitalario en funcionamiento y de excavación de la cimentación de los tres módulos: hospitalización, búnker y salud mental.

Al mismo tiempo la Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias acomete el arreglo del estacionamiento de vehículos de la parte superior. «Estamos reasfaltando todo el parking, pintando y rehaciendo los muretes, unos trabajos que hemos intentado acelerar para poner en marcha el estacionamiento lo antes posible», resume Tomás Pérez, que confirma que en general las obras van «a buen ritmo».

Una vez finalizadas, el Hospital crecerá en 14 camas en la unidad de salud mental de media y larga estancia; 34 camas en la unidad de hospitalización quirúrgica; y 28 camas en la unidad de hospitalización polivalente, de las que cuatro serán para pacientes infecciosos, cinco para cuidados paliativos de enfermos terminales y 19 para pacientes generales. El Hospital sumará así 76 nuevas camas, pasando de las actuales 131 a un total de 207 en septiembre de 2020.