El Gobierno aprueba una planta de reciclaje de materiales de la construcción en Tuineje

22/05/2020

La nueva infraestructura transformadora de residuo inertes de la construcción y su demolición está impulsada por Transportes Araya Fránquiz. Se localizará en la rosa de los James

Catalina García / Puerto del Rosario

En la rosa de los James, en el municipio de Tuineje, Transportes Araya Fránquiz SL promueve una planta de reciclaje de residuos inertes de la construcción y su demolición. La Viceconsejería de Planificación Territorial y Transición Ecológica del Gobierno de Canarias publicó ayer en el BOC el acuerdo de la Comisión Autonómica de Evaluación Ambiental que da luz verde al informe de impacto ambiental de la instalación.

Como estipula este informa de impacto ambiental, la planta de reciclaje de residuos de la construcción no debe presentar «un aspecto caótico» en la fase operativa. «No debe haber en el ámbito del proyecto ningún tipo de material abandonado; cualquier residuo debe estar en su lugar correspondiente. Asimismo, debe existir orden y limpieza dentro de los límites de la parcela y no debe permitirse que la acción del viento disperse, dentro y fuera de dichos límites, materiales ligeros (papel, cartón, plásticos)».

Una vez que los camiones empiecen a usar esta planta, la velocidad de circulación máxima de los vehículos dentro de los límites del proyecto se limitará a diez kilómetros por hora y el de los camiones en la pista de tierra que conecta la parcela donde se implanta el proyecto con el viario asfaltado, se limitará a 20.

Protección para las aves

Como medida para no incidir negativamente sobre la fauna del entorno del proyecto, como aves o insectos de hábitos nocturnos, el informe de impacto ambiental establece que las iluminarias que se instalen proyectarán la luz únicamente hacia el suelo.

Sobre las palmeras y tarajales de la zona de la rosa de los James, el informe estipula que la empresa deberá trasplantar los ejemplares que crecen dentro de los límites del proyecto si se garantiza la supervivencia en la nueva ubicación y tras haber obtenido los permisos pertinentes para poder realizarlo. «El hábitat de interés comunitario 92D0 Garerías y matorrales ribereños termomediterráneos (Nerio-Tamaricetea y Securinegion tinctoriae) se solapa ligeramente con los límites del proyecto», por lo que en esta zona no debe realizarse movimientos de tierras y debe quedar libre de ocupación.