El champiñón ‘reina’ en gavias y jardines

07/12/2018

A 84 nuevas especies aumenta el catálogo majorero de hongos con la incorporación de seis nuevas especies de champiñones en las zonas de Gran Tarajal y Las Playitas. Uno de ellos, el pisolithus albus es una especie proveniente de Australia que crece solo bajo los eucaliptos. Todos los casos se asocian a la humedad del riego

Catalina García / Puerto del Rosario

Lo primero, primero, es no comérselos». Es la principal recomendación de los expertos cuando se localiza un champiñón o cualquier otro hongo en el campo majorero. A rajatabla cumplieron el consejo los colaboradores que la Sociedad Micológica de Gran Canaria tiene en Fuerteventura, aportando seis nuevas citas en la campaña 2017-2018 y aumentando así a 84 especies el catálogo fúngico de la Maxorata.

Las seis nueva especies de hongos se conocen sólo por el nombre científicos: agaricus cupreobrunneus, agaricus fuscofibrillosus, bolbitius titubans, chlorophyllum moybdites, coprinospis macrocephala y, ahí es nada, pisolithus albus. Se pueden resumir en todos son champiñones que dos colaboradores de Fuerteventura, Juan Miguel Torres Cabrera y Santiago Milán Dieppa, localizaron en gavias del palmeral de Gran Tarajal y en los jardines de la iglesia de Las Playitas, en Tuineje, un municipio que no puede presumir precisamente de lluvias abundantes y menos el invierno pasado, que pasó de largo en casi toda la isla, más de puntillas incluso en el sur.

La procedencia de los nuevos champiñones majoreros indica claramente, a entender de Vicente Escobio García, presidente de la Sociedad Micológica de Gran Canaria, que la humedad procedente de los riegos «basta para la aparición de los hongos. En esa zona de la isla no ha habido lluvias y los inviernos han sido secos. Cuando hay precipitaciones, como ocurre en otros hábitats de otras islas, la aparición de carpóforos es abundante».

De Australia a Canarias

De entre estas nuevas setas que se alimentan de materia orgánica, destaca Escobio la pisolithus albus, que sólo vive en eucaliptos, que sólo estaba citada para La Palma y Gran Canaria y que ahora aparece en Fuerteventura a pesar de que es una especie australiana.

Aunque comparada con otras islas como Tenerife o La Palma, Fuerteventura tiene un catálogo de hongos exiguo, la Sociedad Micológica de Gran Canaria se muestra satisfecho de los seis nuevos taxones porque «la isla avanza en cuanto a hongos al golpito como los caminantes, pero se avanza». Gran Canaria tiene un censo fúngico de 883 especies, Tenerife y La Palma más de 1.100 cada una y Lanzarote tiene unos 94, unas pocas más que Fuerteventura.

Aparte de no comerse las setas, el especialista recomienda hacerle fotos con el móvil para remitirlas a la Sociedad Micológica de Gran Canaria por si se ha localizado un nuevo taxón y recogerla con cuidado, dejándola secar sobre papel. El último consejo de Vicente Escobio se relaciona un invierno majorero más con las criadas: «por favor, déjenlas crecer y no las recolecten cuando aún pequeñas».

  • 1

    ¿Le parecen suficientes las sanciones que se aplican por contaminar el mar en Canarias?

    Sí.
    No.
    Ns / Nc.
    Votar Ver Resultados