El Cabildo baraja dejar de cobrar el agua al campo majorero

07/04/2020

Durante la cuarentena, agricultores y ganaderos no pagarían la factura del CAAF. El Cabildo reestructura el presupuesto para destinar 20 millones a emergencia social. Lanzarote amplía la red de instalaciones para personas con pocos recursos

Puerto del Rosario

Los agricultores y ganaderos de Fuerteventura podrían quedar exentos del pago de la factura del agua correspondiente a estas semanas de confinamiento por la pandemia. Es una de las seis medidas de apoyo al sector primario que anunció ayer el presidente Blas Acosta, entre las que no se encuentra reabrir el mercado de la Biosfera por considerarlo «una insensatez sanitaria».

Aparte de no facturar el agua de la cuarentena, una medida que deberá aprobar el próximo pleno, la Corporación majorera planea adquirir parte de la producción del sector primario para los lotes de alimentos que reparte a los mayores y desempleados, colaborar con la venta y la distribución virtual y ofertar esta misma producción a los supermercados de la isla. Pero, en ningún caso, el Cabildo se plantea reabrir el mercado de la Biosfera, una de las demandas más importantes del sector porque sería «sanitariamente injusto» y puso como ejemplo el mercado de La Laguna que «sigue funcionando en una ciudad que registra más de 700 contagios».

El presidente Blas Acosta dejó claro que «vamos a ayudar al sector primario, pero no ahora por las demandas de los alcaldes de la isla, ni por las críticas de algún partido político». Aunque también matizó que el Cabildo trabaja para ayudar a todos los sectores y no sólo al primario, «y de nada sirve agitar las redes sociales», destacando que existen otros sectores que están teniendo pérdidas millonarias durante este crisis. «Vamos a intentar que nadie se quede atrás por las medidas de paralización económica que conlleva el estado de alarma, menos el sector primario, tan castigado. Pero ahora, lo primero es la salud y buscar ayudas sanitarias para la población de Fuerteventura».

Colapso telefónico

En lo tocante a los planes de asistencia social puestos en marcha por el Cabildo, el primer mandatario majorero pidió a los ciudadanos que no colapsen las líneas de ayuda telefónica y que aclaró que sólo se subvencionará a las personas que no perciban el paro, ni sueldo alguno, ni tampoco ayuda de otra institución pública. «Aquí no se regala nada», en el sentido de que se va a ayudar a los mayores y las familias más necesitadas.

El Cabildo destina 300.000 euros a esta línea de ayuda a la adquisición y el reparto de alimentos. «Después de velar por la salud de los ciudadanos de esta isla, esta línea de subvenciones es la más importante. Conforme vayamos saliendo de la crisis sanitaria, vamos a ir paulatinamente arbitrando medidas para que avanzar en cuatro o cinco meses, pero primero es la salud».

Reestructuración del presupuesto: 20 millones de euros

El consejo de gobierno de Fuerteventura aprobó ayer la reestructuración completa del presupuesto para 2020 con la que afrontar la nueva realidad socioeconómica de la isla tras la crisis del Covid-19, una modificación que afectaría a unos 20 millones de euros y que incluirá el saltarse la regla de gasto impuesta por el Estado.

300 tests realizados y mil por practicar

Hasta ahora, detalló el presidente Blas Acosta, Sanidad ha realizado 300 tests de coronavirus y, en los próximo días se practicarán mil más, lo que es, añadió, «el triple de las necesidades de Fuerteventura».

Con respecto al balance diario de contagios, destacó que se había detectado un positivo más, lo que eleva a 18 el número total de contagios: tres ingresados en el Hospital General (dos de ellos en la UMI) y quince en seguimiento domiciliario. Estas cifras animaron a Acosta a pedir a la población a «seguir con el mismo sigilo y la misma efectividad las normas del estado de alarma».

«Si seguimos en esta línea, mantenidos en nuestras casas y con ese te bajo nivel de contacto, podremos frenar el coronavirus en Fuerteventura, pero esta semana que nos falta es decisiva», alertó el presidente, por lo que «tenemos que seguir en esta linea, mantener el esfuerzo un poco más», anunció. Acosta agradeció «la fortaleza del pueblo de Fuerteventura» con esta crisis y en especial a las personas afectadas por coronavirus que han colaborado con la sanidad majorera y con el Gobierno de la isla «para acabar con esto lo antes posible», señaló. Si en quince días no hay contagios, «no tendrá sentido mantener la cuarentena en la isla».