Carmela Aguiar es la mujer del año en Tuineje

11/03/2019

El Ayuntamiento propuso a esta vecina al premio del Cabildo Insular con motivo del Día de la Mujer Trabajadora por su carácter reivindicativo en el empaquetado del tomate y la hostelería

Canarias7 / Puerto del Rosario

El Ayuntamiento de Tuineje propuso a María del Carmen Aguiar Aguiar para el galardón Mujeres que cuentan que entregó el Cabildo Insular por el Día de la Mujer Trabajadora por su predisposición a actividades de carácter altruista en favor de la comunidad y por ser una mujer reivindicativa que lucha por mejorar las cuestiones vecinales, destaca Rita Díaz, la concejal de Igualdad.

Carmela Aguiar, para quienes la conocen desde siempre, nació en Tiscamanita en 1946. En este pueblo residió durante su niñez y juventud y también fue donde, con 14 años, se incorpora al mundo del trabajo en el empaquetado del tomate, labor que desarrolló durante nueve años. Mujer participativa desde su juventud, en esa época ya colaboraba en la organización de las fiestas de San Marcos.

Se casó con Antonio Domínguez Matos y se traslada a vivir a Tuineje. Y, mientras cría a sus cuatro hijos, se integra en la vida de este pueblo, conoce sus necesidades y se implica en sus reivindicaciones a través de la asociación de vecinos Virgen de la Salud, de la que llegó a formar parte de su directiva a partir de 1978.

Con los años, y en distintos momentos, se convierte en presidenta del colectivo vecinal. Durante esa etapa desarrolla una activa labor reivindicativa de mejoras de carácter vecinal que afectaban a la localidad de Tuineje, independientemente del puesto que le correspondía ocupar en cada momento. Entre las muchas necesidades, Carmela recuerda el consultorio médico, el colegio público de Tuineje, que las calles que iban a ser asfaltadas contaran con bordillos y aceras, el alumbrado público para distintas zonas del pueblo y así un largo etcétera de necesidades básicas que había que reivindicar y conseguir cubrir. Ella reconoce que no lo hizo sola, que dichos logros fueron posibles porque contaba con el apoyo de la directiva, compuesta en su mayoría por mujeres, si bien la asociación disponía de mujeres y hombres luchadores y reivindicativos, además de con el apoyo del conjunto de socios, vecinos y vecinas de Tuineje.

Carmela se implicó también en los actos que se organizaban con motivo de las fiestas de San Miguel y de la Salud. También, parte de su tiempo lo dedicaba ayer y hoy a trabajos de costura, ganchillo, calado, actividades de las que llegó a impartir talleres.

Su labor reivindicativa la desarrolla paralelamente a su vida laboral. Entre 1985 y 1995 trabaja de nuevo en el empaquetado de tomates, esta vez en el almacén de Tuineje, continuando después en el mundo de la hostelería, donde se inicia como camarera de pisos en el año 95 para luego ascender a subgobernanta y a gobernanta desde 1999 al 2006. Tuvo que dejar el trabajo para atender a sus padres, ya mayores, aunque posteriormente se reincorpora a otros trabajos también relacionados con la hostelería hasta su jubilación en 2011.

Carmela se caracterizó por ser también una trabajadora reivindicativa desde el mundo sindical como representante de las trabajadoras del sector. Tras su jubilación entra a formar parte de la Coral Municipal de Pájara durante cuatro años (hasta 2017), representando diversas obras musicales por toda Fuerteventura y recorriendo el sur de la isla con sus villancicos. En la actualidad, participa en las actividades que se realizan en el centro de mayores de Tuineje. Es su carácter dinámico el que la lleva a ser, en algunas ocasiones, presentadora de los actos del centro.