Blas Acosta plantea la creación de un Consorcio Insular de Vivienda

30/06/2020

Cabildo y ayuntamientos asumirían de forma directa la gestión

El Cabildo propone la elaboración de un Consorcio Insular de Vivienda para la gestión pública de la vivienda en la Isla. Así lo trasladó el presidente del Cabildo, Blas Acosta, a alcaldes y responsables municipales en materia de vivienda, en una reunión mantenida con la directora del Instituto Canario de la Vivienda, Isabel Santana.

El Consorcio Insular de Vivienda supone que el Cabildo asumiría la implicación directa para la coordinación del Plan Canario de Vivienda en la isla. Para el presidente majorero, la situación actual de la vivienda en Fuerteventura «exige la adopción de medidas urgentes para dar respuesta a la demanda de la población». En todos los municipios, argumentó Acosta, existen «multitud de viviendas vacías», lo que contrasta con la creciente demanda de una vivienda digna por parte de la ciudadanía, ante el imparable ascenso de los precios de alquiler residencial, la proliferación de las viviendas de alquiler vacacional y la escasez de viviendas públicas.

Ante «la grave problemática» en la gestión pública de la vivienda en Fuerteventura, desde la Corporación Insular se pretende crear un nuevo modelo de gestión «más eficaz» que permita dar solución y respuesta al derecho de la ciudadanía de disfrutar de una vivienda digna y adecuada, en una línea estratégica acorde a las necesidades actuales de la población. «Por ello, es necesaria la creación de esta herramienta, que permita incentivar y desarrollar ideas innovadoras en política de vivienda, basadas en la cooperación y coordinación institucional». añadió Acosta.

Algunos ayuntamientos han manifestado ya su predisposición para formar parte de este consorcio, dio fe el primer mandatario majorero, el resto se admitirán si así lo solicitan. «Se trata de una cuestión no obligatoria, pero sí deseable».

Por su parte, Isabel Santana, la director del Instituto Canario de la Vivienda, trasladó a los presentes las acciones previstas del Plan de Vivienda y el Plan 20.000, que contemplan la construcción en las islas de más de 4.000 viviendas en cuatro años.